Alejandra Martínez/Excélsior
México, D.F..- El uso de la medicina alternativa no es exclusivo de humanos, también los animales gozan los beneficios de ésta. Un ejemplo es la acupuntura, técnica china milenaria que consiste en poner en los pacientes agujas o balines para aminorar o, incluso, eliminar los síntomas de ciertas enfermedades.
De acuerdo con Héctor Salvador Sumano López, médico veterinario egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), "no hay una frontera definida de cuándo la acupuntura debe o no utilizarse en animales. Hay enfermedades como la epilepsia, en que la eficacia con los medicamentos tradicionales es entre 20 y 30%, y con esta técnica se puede lograr hasta 60 por ciento de control".

El especialista en terapias alternativas y también farmacólogo afirma que hay ciertas enfermedades de los animales en las que el uso de la acupuntura es recomendable como analgésico o en el tratamiento de padecimientos o alteraciones en los órganos digestivos y reproductivos, artritis, otitis y para combatir infecciones o ayudar en la cicatrización de heridas.

Sin embargo, aclara, no se debe generalizar, ya que la valoración de cada individuo es primordial para decidir cuál será el mejor tratamiento.

"Lo maravilloso de la medicina y, al mismo tiempo, lo más difícil, es que no se pueden hacer recetas generalizadas, cada individuo debe particularizarse y buscar la mejor opción para él. A veces es acupuntura, a veces no, a veces es una combinación".

Dentro de esta terapia hay métodos en los que se utilizan máquinas de electroestimulación con fines terapéuticos e incluso se puede hacer una cirugía sin necesidad de anestesiar al animal.

La aplicación y uso de esta terapia son muy amplios, por ejemplo, la acupuntura es muy útil para la cicatrización. "Se puede combinar la terapia neural, que es la inyección de procaína al .07% (fármaco que bloquea la conducción nerviosa y es utilizado como analgésico) con acupuntura y hay una enorme eficacia, en una sola sesión hay resultados maravillosos en cicatrización", explica el especialista.

También hay resultados favorables con otitis, que en los perros es crónica y puede provocar la muerte. "Teníamos el caso de un french poodle que en tres años tuvo cinco episodios de otitis; tras aplicarle acupuntura no volvió a sufrirla".

Uno de los procedimientos de esta medicina alternativa consiste en poner balines de oro que se introducen en los puntos de acupuntura. "He tenido cerca de 500 casos de otitis y 95% se ha resuelto sólo con esos puntos", recuerda Sumano López.

Asimismo, los balines pueden utilizarse para la displasia de cadera (enfermedad ortopédica común en razas grandes de perros). "No elimina el crecimiento oseo en la cadera, pero sí ayuda a la desinflamación y permite mayor funcionalidad".

El docente de la Facultad de Veterinaria de la UNAM explica que si bien la acupuntura no es la panacea, sí es una buena alternativa: "Un instrumento más, así como anestésicos y antibióticos, no son la solución pero sí ayudan mucho al paciente".