México, D.F. .- Ante la situación de los alimentos a nivel internacional, el presidente Felipe Calderón dejó en claro a los mexicanos que su gobierno no se quedará cruzado de brazos y multiplicará las opciones para enfrentar el problema.
En conferencia de prensa conjunta con la canciller alemana Angela Merkel en el marco de su visita a México, el Ejecutivo mexicano sostuvo que su gobierno desarrolla una política muy agresiva para aumentar la producción de alimentos en el campo mexicano.

"Tuvimos un récord en maíz y vamos por otra cosecha récord este año. Nosotros sumamos todos los recursos que mi gobierno le da este año al campo mexicano, considerando el apoyo a los productores e inversión en tecnología pero también la parte social; estimamos unos 20 billones de dólares o 20 mil millones de dólares", explicó.

En la escalera de acceso al edificio polivalente de Hacienda de Palacio Nacional, el Ejecutivo federal aseguró que su administración multiplicará e intensificará las acciones para ayudar a la población más pobre de México ante el aumento de precios.

Incluso, "México está pagando un costo muy alto para evitar que el crecimiento de precios como los energéticos impacten en la economía popular", indicó el mandatario.

Detalló que en el primer trimestre del año el gobierno federal gastó cinco mil millones de dólares para ayudar o subsidiar los precios de algunos energéticos a fin de evitar afectaciones en los sectores más pobres de la población debido al aumento de precios,

Asimismo, destacó la implementación de la estrategia Vivir Mejor, cuyo objetivo es aliviar las condiciones de las familias más pobres del país.

Calderón Hinojosa exhortó a todos los países a incrementar la producción de alimentos, liberar el comercio de comestibles en el mundo, igualar condiciones de competencia y producción, así como crear mecanismos que alivien las condiciones de pobreza en todo el mundo.