"El Apocalipsis no es ciertamente la tensión del miedo, del terror y de la angustia que predican algunas sectas con fines proselitistas": Norberto Rivera
El Universal
El cardenal Norberto Rivera aseguró a los asistentes a la misa dominical que el futuro no es un carrera hacia el vacío ni hacia la nada
El cardenal Norberto Rivera habló sobre la Apocalipsis, del que dijo "no es ciertamente la tensión del miedo, del terror y de la angustia que predican algunas sectas con fines proselitistas".

Durante la misa en la Catedral Metropolitana, el también arzobispo primado de México, afirmó que la inercia, la indiferencia, la apatía y la rutina son incompatible con el cristianismo que tiene en su mensaje central "la espera de la venida definitiva del señor".

Desde su opinión, el jerarca religioso dijo a los feligreses que la tensión que produce el anuncio del futuro, no es una tensión que paraliza sino una tensión que produce una esperanza activa.

Por ello, sostuvo, el cristiano no es el que vive con el fatalismo de los horóscopos ni con derrotismo de que nada pude cambiar porque todos está bajo el signo del maligno

"No. El cristiano vive el presente convencido de que el futuro depende de la respuesta y del compromiso que se vive aquí y ahora. Para el seguidor de cristo el futuro no es un carrera hacia el vacío, hacia la nada".

A los asistentes a la misa dominical les aseguró que el futuro está marcado con el esplendor del firmamento para vivir como estrellas que brillan por toda la eternidad. Por ello dijo, en todo este anuncio apocalíptico, es algo muy seguro y muy cierto, Jesús ya vino por primera vez, inauguró el reino de Dios y por ende la segunda venida, "por ningún motivo debe darnos miedo", exclamó.

A la vez que afirmó que al segunda venida es una promesa y no es una amenaza.

El cardenal oró por los enfermos de diabetes y por quienes se dedican con esmeros a ese cuidado al celebrarse ayer el día mundial de este padecimiento.