La miel del poder por el cual no conocieron sacrificio alguno, despertó en ellos ambiciones que los condujeron a un papel indigno", afirma Castro quien, sin dar más explicaciones, apostilla: "El enemigo externo se llenó de ilusiones con ellos".
La Habana, Cuba.- El líder cubano Fidel Castro respaldó hoy en un artículo los cambios de gobierno efectuados por su hermano Raúl y justificó la sustitución de algunas de las figuras más relevantes, que se entiende son Felipe Pérez Roque y Carlos Lage, al decir que "la miel del poder" les llevó a un "papel indigno".

"No era en absoluto ausencia de valor personal. La razón era otra.

La miel del poder por el cual no conocieron sacrificio alguno, despertó en ellos ambiciones que los condujeron a un papel indigno", afirma Castro quien, sin dar más explicaciones, apostilla: "El enemigo externo se llenó de ilusiones con ellos".

Aunque no cita nombres, Castro da a entender que estas críticas van dirigidas al destituido canciller Felipe Pérez Roque y al secretario del Consejo de Ministros Carlos Lage, al indicar que se refiere a "los dos mencionados por los cables (noticiosos) como más afectados", que son precisamente esas dos figuras consideradas hasta ahora como más próximas al histórico líder cubano que al nuevo mandatario.

El gobierno de Raúl Castro sorprendió el lunes con la reforma más profunda de gabinete que ha visto la isla en el último medio siglo y que, además de la fusión de ministerios y hasta 11 cambios de cartera, incluyó la "liberación", sin especificarse nuevas tareas, de Pérez Roque y Lage, considerados dos pesos pesados de la era de Fidel.

En su artículo, titulado "Cambios sanos en el Consejo de Ministros" y que adelantó hoy la web Cubadebate.cu, el ex presidente cubano manifiesta además su malestar por el hecho de que los medios internacionales hayan destacado el proceso de "desfidelización" del gabinete de su hermano mayor.

"La mayoría de los que fueron reemplazados nunca los propuse yo (...) No me dediqué nunca a ese oficio", afirma el histórico líder cubano, quien asimismo asegura que los cambios efectuados le fueron "consultados".

"Los nuevos ministros que acaban de nombrarse fueron consultados conmigo, a pesar de que ninguna norma obligaba a los que los propusieron a esa conducta, ya que renuncié hace rato a las prerrogativas del poder", sostiene Castro.

"Actuaron sencillamente como revolucionarios auténticos que llevan en sí mismos la lealtad a los principios", agrega.