Notimex
El primer ministro israelí Ehud Olmert y el presidente palestino Mahmoud Abbas expresaron hoy aquí su apoyo incondicional a la conferencia internacional de paz, convocada por Estados Unidos para noviembre próximo en Washington.
Jerusalén.- 'Los dos dirigentes desean contribuir al éxito de la cumbre internacional", informaron sus asesores en un comunicado emitido al término de su reunión, la tercera desde el pasado 6 de agosto y que forma parte de los contactos regulares entre Olmert y Abbas.

Reiteraron su apoyo a la idea de "dos Estados para dos pueblos que vivan en paz uno al lado del otro" y aseguraron que han designado cada uno a un equipo de expertos para hacer avanzar esta fórmula en la resolución del conflicto que enfrenta a sus respectivas naciones.

Olmert y Abbas se entrevistaron este lunes durante más de dos horas en la residencia del primer ministro israelí, en un encuentro regular de los que celebran desde enero pasado, alentados por la secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice.

El encuentro de este día estuvo dividido en dos partes: la primera con sus asesores y la segunda en privado, según fuentes israelíes.

La reunión se centró en la conferencia de paz de noviembre próximo, en la que se espera que los palestinos e israelíes den un paso significativo hacia la creación de un estado independiente para la Autoridad Nacional Palestino (ANP).

Con vistas a la cumbre, las partes desean acordar una declaración de principios del que será el proceso negociador y anunciarla en Washington como primer paso hacia la resolución del histórico conflicto.

La declaración que ambas partes acordaron este lunes hablará de la creación de un Estado palestino sin entrar en los detalles más polémicos.

La disputa que ha surgido en los últimos días es que la postura palestina trata de remar hacia un documento que detalle en su conjunto un programa de paz con un calendario para su implementación.

"El presidente palestino tiene la intención de formular un documento de principios, no uno en general, y que incluya un calendario y unos mecanismos para su implementación", dijeron fuentes palestinas al diario israelí Haaretz antes de la reunión.

La postura de Israel, por el contrario, es mucho menos ambiciosa, pues Olmert se conforma "con un documento de cinco puntos" que defina en términos generales la intención de paz de ambos pueblos.

Olmert y Abbas abordaron el tipo de documento que habrán de redactar los equipos de expertos, que de la parte israelí estará formado por dos asesores del jefe de gobierno -Shalom Tujerman y Yoram Turbovich-, un funcionario de la cancillería y otro de Defensa.

Por parte de los palestinos se sabe que la negociación la dirigirá el primer ministro Salam Fayyad, pero se desconoce la identidad del resto de los miembros del equipo.

Su objetivo será redactar un borrador antes de la cumbre y coordinar posturas de forma conjunta frente a la comunidad internacional, explicaron fuentes políticas israelíes.

Para impulsar este proceso de pre-negociación, la próxima semana llegará de nuevo a la zona la jefa de la diplomacia estadunidense, quien se espera que tienda puentes que acerquen las posturas de Israel y la ANP en la redacción de la declaración de principios.

El presidente George W. Bush ha declarado que su intención es que se declare un Estado palestino antes de que concluya su mandato en enero de 2009, por lo que el actual borrador en proceso de redacción y la cumbre de noviembre podrían ser decisivos para alcanzar ese objetivo.