Natalia Gómez Quintero y Sergio Javier Jiménez / El Universal
Cd. de México.- El gobierno mexicano salió en defensa de Bimbo y solicitó a Venezuela explicar los señalamientos del embajador de Caracas en nuestro país, Roy Chaderton, que sugieren que la empresa productora de pan "genera políticas desestabilizadoras" contra Hugo Chávez.
La Secretaría de Relaciones Exteriores dio a conocer que estableció contactos con el gobierno de Venezuela y con representantes de la compañía "para contribuir a la clarificación de cualquier mal-entendido".

La dependencia dijo que velará por los intereses de las empresas mexicanas que realizan actividades en diversos países.

En Nueva York, el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, aseguró que como gobierno "obviamente tendremos que apoyar a nuestras empresas".

En comunicados diferentes difundidos en Venezuela y México, Bimbo rechazó las acusaciones.

EL UNIVERSAL publicó ayer que Chaderton comunicó a su gobierno que el presidente honorario de Bimbo, Lorenzo Servitje, es "quizá el principal financista" de la democracia cristiana que pretende desestabilizar a Chávez