Londres, Inglaterra.- Yoko Ono mostró hoy su apoyo en Londres a la acción humanitaria que Amnistía Internacional (AI) lleva a cabo en la región sudanesa de Darfur, causa para la que la viuda de John Lennon ha cedido los derechos de autor de las canciones del ex Beatle para un disco benéfico.
"Make Some Noise / Instant Karma" es el título de este álbum que salió a la venta el pasado junio y que será reeditado el próximo 9 de octubre, coincidiendo con el que habría sido el 67 cumpleaños del carismático componente de los Beatles, asesinado en 1980 a balazos por un seguidor.

El álbum, que incluye las versiones de temas de Lennon hechas por artistas internacionales, ha vendido ya más de 500.000 copias en todo el mundo y con este motivo la viuda del músico recibió hoy lunes un disco de platino en nombre, según ella, "de todos los artistas que han participado en él".

"Acepto este reconocimiento en mi nombre y en el de Lennon, quien tenía una gran inquietud por los problemas del planeta y quería ver un mundo mejor", comentó Ono.

Los irlandeses U2, la estadounidense Christina Aguilera y la canadiense Avril Lavigne, quien versiona el legendario tema "Imagine", son algunos de los artistas que han participado en un álbum que ha recaudado más de un millón de dólares (unos 710.000 euros) para intentar evitar el sufrimiento de los habitantes de Darfur.

Los civiles de esta región sudanesa, especialmente los niños y las mujeres, sufren cada día un conflicto que se inició en el 2003 y que, según datos de las Naciones Unidas, ha obligado en los últimos ocho meses a huir de sus casas a 250.000 personas, algunas, incluso, por tercera y cuarta vez.

"Ellos tienen el coraje, nosotros tenemos que darles esperanza y estar a su lado", apuntó Irene Khan, secretaria general de Amnistía Internacional, quien aseguró que, gracias a la generosidad de Ono y el apoyo que ésta ha generado, el de Darfur no es hoy un conflicto olvidado.

En un acto simbólico, la viuda de Lennon colgó un deseo de paz en una de las ramas de un pequeño olivo que AI había llevado para la ocasión, similar a los que la ONG ha plantado en Oriente Medio para pedir la solución del conflicto palestino-israelí.

"Este olivo es también símbolo de victoria, de la victoria de la paz en el mundo que todos queremos", apuntó Ono.