Notimex
Mérida.- La LVIII Legislatura local aprobó hoy por mayoría la Reforma Electoral federal, con lo que Yucatán se convierte en la entidad número 30 que respalda estas modificaciones constitucionales.
Un total de 23 de los 24 legisladores avalaron la reforma, donde sólo la diputada de la alianza Todos somos Yucatán, Doris Candila Echeverría, se negó a aprobar la propuesta.

Ante la ausencia de la coordinadora de la fracción panista, Patricia Gamboa Wong, el diputado Julio Garrido Rojas destacó que están de acuerdo con la minuta, dado que ésta gira en tres ejes principales, como transparencia y rendición de cuentas, reducción de costos de la democracia, y la generación de diálogo y consenso.

A nombre de los legisladores del Partido Acción Nacional (PAN), expuso que la propuesta también permite mejorar las condiciones de equidad, competitividad, legalidad y fiscalización de los procesos democráticos.

Por ello, dijo que rechazan 'tajantemente' que esta reforma afecte a la libertad de expresión, además de que están en contra de que los partidos gastasen el 60 por ciento de sus recursos en radio y televisión.

"Hoy seremos parte de esa historia al aprobar esta reforma, al poner por delante el interés nacional, por el interés de partido, al reconocer que esta reforma es incompleta, pero un buen paso para el país", subrayó.

A su vez, la legisladora perredista, Bertha Pérez Medina, indicó que con esta reforma se avanza, aunque no se llega a la meta, por ello, se pronunció porque se continúe perfeccionando la ley.

Agregó que con la nueva ley "estoy convencida de que el Poder Legislativo en nuestro país está en franca reivindicación, ha privilegiado el diálogo y los consensos para arribar a la construcción de la institucionalidad y la normalidad política".

En tanto, la legisladora Doris Candila Echeverría manifestó su oposición a aprobar la ley porque "ésta afecta lo concerniente a candidaturas independientes".

Con esta decisión, el Congreso de Yucatán se sumó a la aprobación que dieron otras 29 legislaturas estatales a la Reforma Electoral, y sólo en Coahuila se votó en contra de estas modificaciones constitucionales.