LA JORNADA
Washington, EU.- Una comisión del Senado aprobó un proyecto de ley para que el Estado garantice unos 300 mil millones de dólares en préstamos hipotecarios, para que más de 500 mil personas amenazadas de desalojo puedan conservar sus viviendas. En tanto, George Soros advirtió que el mundo se encamina hacia un periodo de "gran inestabilidad", tras la crisis hipotecaria de Estados Unidos. Por su parte, en Atenas, Grecia, el ex presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Alan Greenspan, opinó que una burbuja especulativa en los mercados financieros internacionales resulta en un aumento en los precios del petróleo y de los alimentos.
El Congreso busca evitar una ola de ejecuciones hipotecarias que alcanzaría a 1.4 millones de casos este año, en medio de una caída en los precios de las viviendas y de crecientes dificultades para pagar los créditos contraídos a altas tasas de interés antes del colapso del sector inmobiliario.

El proyecto establece que los prestamistas que acepten anular una cantidad importante del monto original de la hipoteca puedan obtener una garantía gubernamental sobre futuros pagos hipotecarios.

Además, contempla la creación de nueva regulación para las empresas de financiamiento hipotecario Fannie Mae y Freddie Mac .

Los legisladores aprobaron el proyecto por votación de 19-2, después que los líderes demócratas y republicanos del panel elaboraron un convenio que ganó el apoyo bipartidista. El plan permitiría que la Administración Federal de la Vivienda garantice miles de millones de dólares para el refinanciamiento de hipotecas a propietarios cuyas viviendas hayan perdido valor desde que asumieron el préstamo original para adquirirlas.

Ahora, el proyecto debe recibir el visto bueno por el pleno del Senado y debe ser compatibilizado con un plan similar aprobado este mes por la Cámara de Representantes. El secretario del Tesoro, Henry Paulson, opinó que la creación de un regulador con más facultades para Fannie Mae y Freddie Mac era el componente más importante de la iniciativa.

"Hemos pedido por mucho tiempo una reforma fuerte, amplia de las empresas patrocinadas por el Gobierno. Este es el componente más significativo de la legislación aprobada hoy, que crea un regulador financiero de clase mundial", afirmó Paulson en un comunicado.

La "fase aguda de la crisis crediticia" puede haber pasado, pero la economía sólo está comenzando a sentir su impacto, destacó George Soros en una entrevista con la BBC, en la que se mostró bastante pesimista sobre la situación económica en Estados Unidos y el resto del mundo.

El multimillonario inversionista de origen húngaro hizo hincapié en la entrevista que el debilitamiento de la economía en Estados Unidos será "más severo y prolongado" de lo que la mayoría espera, y que "superboom" que empezó después de la Segunda Guerra Mundial podría haber llegado a su fin.

"En los últimos 60 años hemos tenido una situación muy estable, pero creo que estamos entrando a un periodo de mucha mayor inestabilidad, porque tenemos la amenaza de una recesión y amenaza de inflación", explicó Soros.