José Reyes
Darán hasta sesenta años de cárcel a quien asesine a un periodista
Con el visto bueno de periodistas coahuilenses, el Congreso del Estado aprobó ayer por unanimidad de 25 votos el perioricidio", que contempla penas de hasta 60 años años a quien asesine a un periodista en ejercicio de su profesión.

La reforma también prevé una pensión vitalicia para el cónyuge de la o el periodista asesinado y una provisional para los hijos hasta que cumplan la mayoría de edad o bien, hasta los 25 años para sufragar los gastos por estudios profesionales.

La nueva conducta punible contra periodistas se dio mediante modificaciones y adiciones a los códigos Penal y de Procedimientos Penales y a la Ley de Asistencia Social de Coahuila.

Ahora, asesinar a una persona en ejercicio del periodismo es equiparable a otros delitos tales como de terrorismo, homicidio calificado, parricidio, matricidio, filicidio, uxoricidio, fratricidio, secuestro, violación, violación equiparada, violación agravada, violación por instrumento distinto al natural y robo especialmente agravado.

Entrevistados al respecto, comunicadores coahuilenses también aprobaron el novedoso articulado, al que consideraron trascendente y positivo.

"Coincido con la exposición de motivos de la iniciativa, en el sentido de que no hay sociedades libres sin periodistas libres, y porque establece la figura de "perioricidio" como delito grave para tutelar de manera relevante el derecho a la información de la sociedad", opinó Jorge Sosa, de El Heraldo de Saltillo y corresponsal de Notimex.

"Cualquier asesinato es deleznable y debe ser castigado con todo el rigor de la ley, incluso los cometidos en contra de quienes ejercemos el periodismo, sin embargo cuando un periodista es asesinado se vulnera el derecho de los ciudadanos a estar informado", añadió.

Consideró que también es trascendente porque desgraciadamente México se ha convertido en el segundo país más peligroso del mundo para ejercer la actividad periodística y la libertad de expresión.

Camelia Muñoz, de la agencia Infonor, calificó de positiva la implementación del perioricidio.

"Creo que es positiva, pero para cualquier delito y no sólo por ser periodista, aunque sea una de las profesiones en donde la actividad por sí misma implique un riesgo, sin embargo esto no se traduce en que haya garantías para el ejercicio periodístico, que es lo que debe fomentarse", opinó.

Sin embargo, consideró que los delitos contra periodistas no se deben encerrar sólo en un homicidio y amenazas provenientes de la delincuencia organizada, sino que la profesión está en riesgo en cualquier área.