Notimex
La Cámara de Senadores aprobó reformas a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos para sancionar con penas de 15 a 40 años de cárcel a los servidores públicos que no impidan el tráfico de armas a México.
México.- En el dictamen que fue avalado con 78 votos a favor y cuatro abstenciones y enviado a la Cámara de Diputados se señala que también se les impondrá la destitución del empleo y serán inhabilitados para desempeñar cualquier cargo o comisión pública.

La Cámara alta mencionó que se pretende impedir la introducción ilegal de armas al país, y por ello se plantea sancionar con mayor rigor a los servidores públicos que en razón de sus funciones tengan esa obligación y no la cumplan, ya sea por acción u omisión.

Los ilícitos relacionados con el narcotráfico se vinculan con el uso de armas de fuego que llegan a manos de los criminales por un tráfico ilegal procedente de Estados Unidos, donde existen más de 12 mil puntos de venta a lo largo de su frontera sur, destacó.

Precisó que del 1 de diciembre de 2006 al 30 de octubre de 2008 fueron decomisadas 25 mil 657 armas, 2.4 millones de municiones y mil 642 granadas de fragmentación.

Además desde el 6 de noviembre de 2008 se logró el remiso de 288 armas largas, 126 cortas, un lanzacohetes y 500 mil cartuchos de diversos calibres, lo que equivale a un arsenal que estaba en poder de la delincuencia organizada, puntualizó.