El Universal
El ordenamiento pone en manos del Centro de Investigación y Seguridad Nacional el control de sustancias químicas con las que se pueden fabricar artefactos de destrucción masiva
Ciudad de México.- La Cámara de Diputados aprobó por 258 votos a favor y 107 en contra, la Ley Federal de Armas Químicas de Destrucción Masiva, que establece medidas para prevenir actos terroristas en territorio nacional, la cual registró el voto en contra del PRD, Convergencia y PT, porque el ordenamiento concede al Cisen facultades distintas a las de investigación e inteligencia.

El asunto había quedado detenido, en la sesión del jueves, por falta de quórum cuando se votaba impulsado por el PAN y PRI.

El diputado Alfonso Suárez del Real (PRD) encabezó la oposición a que el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) lleve el control de sustancias químicas susceptibles de convertirse en armas químicas.

La ley aprobada, y que se recibió en San Lázaro como minuta del Senado, señala que el Cisen será responsable de las medidas de control sobre la elaboración, producción, consumo, transferencia, desarrollo, conservación, comercialización, adquisición, uso final, empleo, tenencia, propiedad, transbordo, transporte, transmisión, y destino de sustancias químicas, susceptibles de desvío para fabricar armas químicas de destrucción masiva.

Como Suárez del Real, los diputados Javier González Garza y Cuauhtémoc Sandoval hicieron gestiones, antes de la sesión, para que la minuta de la Ley Federal de Armas Químicas de Destrucción Masiva, fuera retirada del orden del día y que se discutiera la aplicación de un "candado" a las facultades que se confieren al Cisen.

González Garza, quien es presidente de la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional, dijo que tiene confianza en el director del Cisen, Guillermo Valdés. Su desconfianza es que surjan "Cisencitos", que se apropien de as facultades de la Ley Federal de Armas Químicas.

Los procedimientos parlamentarios no dieron cabida a la propuesta perredista, y la ley fue votada en lo general después del mediodía por 258 votos a favor, 107 en contra y cinco abstenciones, Posteriormente pasó en lo particular, por 239 votos a favor, 108 en contra y una abstención, con lo cual el Congreso enviará el decreto al Ejecutivo para su promulgación