La Jornada
Sugirió que los árbitros deberían ser suspendidos cuando se equivocan mucho, inclusive deben depurar a los malos y ocupar a jóvenes, y "así como vienen técnicos y jugadores extranjeros, que también vengan árbitros foráneos, para estar parejos", dijo Flores
Guadalajara, Jalisco.- Tras aceptar que dijo al silbante Marco Antonio Rodríguez: "Me van a correr, queda en tu conciencia", Efraín Flores, técnico de Chivas, explotó contra los nazarenos mexicanos, a los que calificó de "intocables".

Sugirió que los árbitros deberían ser suspendidos cuando se equivocan mucho, inclusive deben depurar a los malos y ocupar a jóvenes, y "así como vienen técnicos y jugadores extranjeros, que también vengan árbitros foráneos, para estar parejos".

El timonel no está arrepentido de sus palabras a Rodríguez tras haber perdido el clásico tapatío. "Fue la gota que derramó el vaso, pero le tocó a él (al silbante) y es algo que ya traigo desde hace mucho tiempo. No es un asunto de ahorita, ya nos ha pasado en otros partidos y por eso digo, ¿hasta cuándo?"

Aseguró que siempre se dirigió al juez central con respeto y hubo mala fe en Marco Antonio al redactar la cédula, "porque se da cuenta. Cuando le toco el corazón y le digo `tu conciencia te va a reclamar' noté que él se molestó. ¿Por qué callarme cosas que siento?, ya guardé silencio mucho tiempo, pero llegó el momento de hablar.

"(Rodríguez) estaba disfrutando el partido, pero en los últimos minutos cambió, a Ricardo La Volpe lo echó y no vi que haya hecho algo."

Añadió que los árbitros en México son "intocables, si los volteas a ver te vas". Refirió que lo han echado de partidos de manera casi caprichosa, por lo que concluye que "hay predisposición y prejuicios".

Ahora espera que el presidente de la Comisión de Arbitraje, Aarón Padilla, lo llame a cuentas e irá con mucho gusto. Inclusive recordó que ya ha opinado de otros temas, como el de las selecciones menores: "Les dije, `esto no está funcionando, la comisión tampoco...' y hoy están eliminadas. Lo que si puedo decir es que el futbol está por encima del arbitraje".