Nueva York, EU.- El estadounidense Lance Armstrong, siete veces ganador del Tour de France, apoyó a su compatriota Floyd Landis y criticó la sentencia que lo suspendió por doping, a la que comparó con una "condena a muerte".
Según publica hoy la prensa estadounidense, Armstrong atacó el martes en Nueva York al laboratorio francés en el cual se analizaron las pruebas de Landis en el Tour 2006. Los resultados positivos ocasionaron que el ciclista estadounidense fuese desposeído de su victoria en el Tour con más un año de demora.

"Cuando uno es condenado a muerte, como prácticamente hicieron, no se puede tolerar ningún trabajo descuidado como evidentemente se hizo. No entiendo esa sentencia", dijo Armstrong en un encuentro de promoción organizado por la firma Nike en Nueva York.

"No seguí con detenimiento el caso Landis, pero si el proceso se hubiera celebrado en Estados Unidos, con ocho o diez de nuestros compatriotas como jurados, habría sido absuelto", agregó.

El tribunal de arbitraje estadounidense falló contra Landis hace dos semanas por dos votos contra uno, suspendiéndolo por dos años por doping con testosterona. Pese a resaltar las deficiencias en el laboratorio francés de Chatenay Malabry, el tribunal señaló que éstas no bastan para declarar inválido el test positivo.