Universal
MÉXICO, D.F.- Luego de ser dado de alta del Hospital de Xoco, José Luis Calva Zepeda será trasladado al centro de arraigo de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.
Allí, peritos de la institución le harán los primeros exámenes directos y le tomarán declaración en torno al descuartizamiento de tres mujeres, de los que es presunto responsable.

Ayer, el secretario de Salud del GDF, Manuel Mondragón y Kalb, dijo que José Luis Calva fue ingresado al Hospital de Xoco "con una fractura severa, pero se encuentra estable y atendido.

"Estamos cubriendo todos los problemas médicos que sobrevienen por sus heridas y lo vamos a sacar adelante para que cumpla con la ley", añadió.

Fuentes de la Procuraduría de Justicia del DF indicaron que aún no se le ha hecho a Calva Zepeda un examen de lavado estomacal para detectar si en las últimas semanas consumió carne humana.

Esto, indicaron, porque desde el momento en que se le detuvo ingresó a la Cruz Roja en Polanco para ser estabilizado y allí no se le pudo practicar ninguna prueba pericial.
Es un sicópata: perito

El tipo de crímenes, las condiciones en que se cometieron, las características de las víctimas y el perfil de José Luis Calva, indican que muy probablemente éstos no fueron sus primeros asesinatos, señala la perito forense especializada Angélica Armenta.

"Una persona no mata a alguien de esa manera de la noche a la mañana; hay, detrás de este tipo de crímenes, todo un proceso que toma años hasta que el sujeto rebasa el límite de sus fantasías y las va haciendo realidad en forma gradual", dice.

Su perfil es el de un sicópata, y este tipo de personajes van incrementando gradualmente sus fantasías y la necesidad de hacerlas realidad, señala.

Armenta es directora de la empresa Peritos Profesionales, que ha participado en múltiples casos dentro y fuera de México haciendo peritajes externos y valoraciones criminológicas y criminalísticas de casos violentos.