La red delictiva tiene vínculo en Atlanta (Georgia) y Carolina del Note, donde además se comercializa la cocaína proveniente de México
Las fiscalía de Carolina del Sur informó que agentes federales y locales arrestaron hoy alrededor de 108 individuos, entre ellos hispanos, con conexiones a una red de traficantes de drogas mexicanos.

Walt Wilkins, fiscal de Carolina del Sur, dijo en conferencia de prensa que desde mayo de 2008, miembros de la unidad contra pandillas de Columbia, capital del estado, han estado investigando a un grupo que traficaba con drogas en el condado Lexington.

Los delincuentes fueron detenidos en el centro del estado, recibieron cargos federales por comercialización de estupefacientes, porte de armas ilegales, y violaciones a las leyes de inmigración.

Varios agentes encubiertos compraron a los traficantes cantidades no determinadas de cocaína, y eventualmente la Oficina de Investigación Federal (FBI) intervino para grabar las operaciones, explicó el fiscal.

En abril pasado, 11 mexicanos indocumentados de una banda de 18 fueron arrestados al incautárseles 18 kilogramos de cocaína, 6 libras de marihuana, 1 kilo de crack, 33 armas y más de medio millón de dólares en Lexington.

Wilkins agregó que esta red de drogas tiene conexiones con Atlanta (Georgia) y Carolina del Note, donde además se comercializa la cocaína proveniente de México.

En el operativo, considerado uno de los más grandes del estado realizado contra el narcotráfico, se decomisaron 33 armas de fuego, dinero en efectivo y drogas.


Carolina del Sur es considerado por el Departamento Estadounidense Antidrogas (DEA) , como un "nuevo corredor de producción y distribución de estupefacientes" procedente directamente de los cárteles mexicanos.

Cada uno de los cargos federales acarrea una sentencia mínima de 10 años de prisión y multas de hasta 4 millones de dólares.