Notimex
Reynosa, Tamps.- Más de 500 efectivos del Ejército Mexicano arribaron a esta frontera para reforzar el operativo conjunto Nuevo León-Tamaulipas, en la lucha contra el crimen organizado.
A bordo de unas 70 unidades Hummer, tanquetas y camiones, los militares de grupos de élite hicieron su arribo a esta ciudad procedentes de Nuevo León y se dirigieron al cuartel ubicado en las instalaciones de la Octava Zona Militar, sobre la carretera Reynosa-Matamoros.

Con la llegada del convoy militar, suman más de dos mil los soldados que se localizan a lo largo de la franja fronteriza de Tamaulipas, listos para iniciar operativos de seguridad, en coordinación con agentes de corporaciones de los tres niveles de gobierno.

Se contempla que las acciones se extiendan al vecino municipio de Río Bravo, donde el pasado 29 de noviembre fue asesinado a balazos el ex alcalde y ex diputado federal, Juan Antonio Guajardo Anzaldúa, junto con tres de sus colaboradores y dos elementos que lo custodiaban.

Asimismo, la vigilancia se extenderá a la ciudad de Matamoros, donde el pasado sábado un grupo armado asesinó a la cantante grupera Zayda Peña Arjona, junto con otras dos personas.

La llegada de más fuerzas federales a la frontera de Tamaulipas se da luego de que el gobernador Eugenio Hernández Flores solicitó a la Federación reforzar la lucha contra el narcotráfico, ante la escalada de violencia de los últimos días en la entidad.

El gobernador dijo que pidió a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) actuar de inmediato para que no quede inmune el crimen de Guajardo Anzaldúa, quien también fue candidato del PT a la alcaldía de Río Bravo en las pasadas elecciones locales del 11 de noviembre.

Hernández Flores también solicitó la creación de una fiscalía especializada para la investigación del crimen del político, quien durante su campaña denunció la presencia del narcotráfico.