Notimex
México.- El equipo argentino Arsenal de Sarandí aprovechó los graves errores defensivos del América de México para lograr un importantísimo triunfo de 3-2 en el juego de ida de la final de la Copa Sudamericana que se disputó esta noche en el estadio Azteca.
Los goles del triunfo del conjunto sudamericano fueron obra de Anibal Matellán, al minuto 31, y de Alejanro Gómez en dos ocasiones, a los 56 y 65. El paraguayo Salvador Cabañas (5) y Alejandro Arguello (54) descontaron por los de casa.

Con este resultado, América está obligado a ganar por diferencia de dos goles en la vuelta, mientras que Arsenal con cualquier empate o inclusive una derrota por un gol le daría el título.

La situación no podía ser mejor para los de casa, no sólo por el esplendoroso amarillo que pintó cada uno de los rincones del "Coloso de Santa Urusula", sino porque salió prácticamente del vestidor con la ventaja.

Arsenal todavía no terminaba por acomodarse cuando ya tenían el primer tanto en su meta en una acción en la que el argentino Federico Insúa por izquierda mandó un centro a segundo poste donde el paraguayo Salvador Cabañas le ganó la espalda a Anibal Matellán para conectar un remate cruzado que batió a Mario Cuenca, al cinco.

Todo parecía indicar que sería una de esas noches de antaño, una jornada en la que los de Coapa sacarían toda su prosapia e historia para apabullar a un rival que vio rotos todos sus planes al verse abajo en la pizarra.

América buscó aprovechar su momento, tuvo más tiempo el esférico, mordió en cada uno de los balones, tuvo la iniciativa, no así la claridad e inteligencia futbolística para poner en predicamentos a la zaga sudamericana.

El trabajo colectivo a la ofensiva no fue el mejor, sólo "chispazos" hicieron actos de presencia y una de esas jugadas aisladas estuvo cerca de darle el segundo tanto a los dirigidos por el argentino Daniel Brailovsky, quien estaba muy nervioso en la banca.

En una de las pocas ocasiones que Cabañas e Insúa pudieron conectarse nuevamente, el paraguayo le regresó una pared al ex de Boca Juniors que "taladró" la zaga rival, se quitó a Cuenca, pero ya no le alcanzó el terreno de juego para definir, al minuto 17.

La mala actuación del silbante paraguayo Ricardo Grance también tuvo mucho que ver en el trámite de las acciones, se inclinó del lado visitante y dejó de marcar claras faltas a favor de los mexicanos, se vio muy bien la mano de Julio Grondona.

América sabía muy bien que los de Sarandí era un equipo que aprovecharía cualquier error y éste llegó al minuto 31 en el cobro de una falta por derecha de Javier Yacuzzi a segundo poste donde Anibal Matellán se levantó para conectar un remate cruzado que dejó sin oportunidad a Guillermo Ochoa, para poner el 1-1.

América tardó en reaccionar, el empate le hizo perder la brújula y reaccionó hasta la segunda parte en la que nuevamente tomó el control de las acciones y logró recuperar la ventaja en una acción en la que Cabañas retrasó el balón por derecha a Arguello que prendió de derecha una "raya" que se incrustó en el ángulo superior derecho, al 54.

Esta ventaja, sin embargo, fue efímera, el cuadro bajo local falló en los momentos importantes y abrió las puertas para el empate en una falta de comunicación entre el chileno Ricardo Rojas y Duilio Davino que permitieron a José Luis Calderón habilitar a Alejandro Gómez que de media vuelta batió a Ochoa, al 56.

Esta anotación fue letal en el ánimo americanista, principalmente en su cuadro bajo que siguió con las fallas y le regaló prácticamente el título al Arsenal que por primera ocasión en el encuentro se fue arriba en el marcador.

Todo se originó en un despeje largo de Cuenca que el chileno Ricardo Rojas no atinó a despejar, peinó el esférico que Oscar Rojas no atacó y dejó que el "Papu" Gómez conectara un cabezzo "bombeado" que dejó parado a Ochoa, para poner el 3-2, al 65.

Más con orgullo y deseos que con buen futbol, los de Coapa buscaron revertir esta situación, Brailovsky ordenó los ingresos de Juan Carlos Mosquera y Enrique Esqueda, quienes nunca pudieron entrar en ritmo pese a que Arsenal se quedó con un hombre menos tras la expulsión de Carlos Casteglione, al 79.

Todavía en el último suspiro del encuentro, el uruguayo Rodrigo López conectó un remate de cabeza que se fue a un ladito del poste derecho para terminar con cualquier esperanza de empate de un América que se mostró como lo que fue a lo largo del torneo regular del campeonato mexicano, un equipo con muy poca alma y poder ofensivo.

El arbitraje estuvo a cargo del paraguayo Roberto Grance, quien tuvo una mala actuación, se inclinó a favor de los visitantes. Expulsó de roja directa a Carlos Casteglione (79), del Arsenal.

Amonestó a los visitantes Jossimar Mosquera (53) y Javier Gandolfi (75), mientras que José Antonio Castro (32) y Germán Villa (41) vieron cartón preventivo por los de casa.

Alineaciones:

América (MEX).- Guillermo Ochoa, José Antonio Castro, Ricardo Rojas, Duilio Davino, Oscar Rojas, Alejandro Arguello, Germán Villa (Enrique Esqueda, 84), Juan Carlos Silva (Juan Carlos Mosquera, 70), Federico Insúa, Rodrigo López y Salvador Cabañas. DT Daniel Braylovski (ARG).

Arsenal de Sarandí (ARG).- Mario Cuenca, Cristian Díaz, Carlos Casteglione, Jossimar Mosquera, Javier Gandolfi, Anibal Matellán, Javier Yacuzzi, Andrés San Martín, Diego Villar (Pablo Garnier, 74), Alejandro Gómez (Israel Damonte, 82) y José Luis Calderón (Leonardo Blagini, 87). DT Gustavo Alfaro.