El día de Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, pero ¿por qué celebran este día los estadounidenses?
Foto: Tomada de Internet

En Estados Unidos y Canadá se celebra Thanksgiving o Acción de Gracias pero en diferentes fechas. En suelo estadounidense se festeja el cuarto jueves de noviembre y en territorio canadiense, el segundo lunes de octubre. Su importancia a trascendido a otros países, sin embargo muy pocos conocen el origen de esta celebración.

La tradición en Estados Unidos surgió en 1621 cuando un grupo de colonos de Plymouth, actual estado de Massachussetts, compartieron una comida con los indios wampanoag para celebrar la cosecha del otoño y agradecerles que les hubieran enseñado técnicas de cultivo y caza.

Los indios llevaron carne de ciervo para ser asada y pavos, mientras que los colonos  habían aprendido cómo cocinar los arándanos y prepararon las diferentes clases de grano sobre vajillas desconocidas para los indígenas.

Este primer día de Acción de Gracias de la historia duró tres días, y sería uno de los pocos ejemplos de armonía entre los colonos europeos y los nativos americanos.

Sin embargo, no fue hasta 1863, en medio de la Guerra Civil, cuando el presidente Abraham Lincon proclamó Acción de Gracias como un día festivo a nivel nacional, el cual se celebraría el último jueves de noviembre.

En esta proclamación tuvo mucho que ver la figura de Sarah Josepha Hale, una peregrina que fue quien realmente convenció a Lincoln de establecer un día de “acción de gracias” para restablecer al país de la devastadora guerra.

La fiesta no se establece de manera oficial por el Congreso hasta 1941, año en el que el presidente Franklin D. Roosevelt, proclama como festivo el día de Acción de Gracias.

La celebración de Acción de Gracias ha evolucionado, aunque el origen de compartir bendiciones y buenos deseos con la familia y los seres más cercanos se mantiene.

Lo tradicional es dar gracias por todo lo bueno que tienen y piden bendiciones juntos para los suyos.

El plato emblemático del Día de Acción de Gracias es pavo asado u horneado, que generalmente va acompañado de ensalada y un relleno en base a pan, maíz y salvia.  

El origen de la utilización del pavo como platillo principal se desconoce, aunque se sabe que es una especie nativa de América. También se preparan pasteles y se comen diversas frutas, principalmente, manzanas.

Una de las tradiciones de este día es el indulto que da el Presidente a uno de los dos pavos que se servirían en la cena de la Casa Blanca.

En Manhattan, Nueva York, una cadena de tiendas por departamento organiza un colorido desfile callejero que atrae a millones de personas, entre turistas y estadounidenses.

Durante el Día de Acción de Gracias, las tiendas, bancos, comercios y grandes cadenas permanecen cerrados. Al día siguiente se lleva a cabo el tradicional "Viernes Negro", donde los ciudadanos salen desde muy temprano de sus casas para ir a los negocios a comprar cosas en oferta.

Día de Acción de Gracias y sus platillos tradicionales

Al estar tan cerca de los Estados Unidos es común que escuchemos acerca de sus tradiciones, y una de las más conocidas está por llevarse a cabo, el famoso Día de Acción de Gracias, cuando los estadounidenses se reúnen para cenar con la familia y sobre todo comer.

 

El Día de Acción de Gracias se realiza el cuarto jueves de noviembre, y se basa en una antigua tradición que tiene que ver con el final de la cosecha, cuando los nativos americanos e ingleses se juntaron en 1621 para una celebración que duró tres días, y en la que convivieron en paz, comentan en el blog FluentU.

En la actualidad los estadounidenses celebran esta fecha en familia, además de otras tradiciones que existen, como los juegos de futbol americano, el desfile de Nueva York, el perdón del pavo, y sobre todo la cena, en la que se preparan platillos tradicionales.

Uno de los platillos más conocidos, preparados para el Día de Acción de Gracias o Thanksgiving es el pavo, el cual se sabe se cenó en aquella celebración de 1621. En la actualidad la mayoría de los estadounidenses llevan a su mesa el pavo preparado al horno.

El relleno del pavo también es un platillo tradicional, este se prepara con pan y apio picado, zanahorias, cebollas y salvia, aunque la receta puede variar, ya que algunos incluyen castañas, tocino picado o salchicha y pasas o manzanas, de acuerdo con The Thelegraph.

 

Para acompañar el pavo, uno de las guarniciones que se preparan es el puré de papa y el gravy o salsa de pavo, hecha con los mismo jugos que va soltando el pavo al cocinarse en el horno. 

Aunque el maíz es un elemento muy mexicano, en Estados Unidos es el ingrediente principal para uno de los platillos típicos del Día de Acción de Gracias, el pan de maíz; aunque muchos prefieren llevarlo a la mesa en mazorca o crema de elote.

Otra salsa tradicional que se realiza para la cena de Acción de Gracias es la de arándanos, la cual se combina con la carne del pavo, y por su dulzor y acidez es una de las favoritas de los estadounidenses.

La cazuela de judías verdes, conocidos en México como ejotes, también es un elemento tradicional para llevar a cabo la cena de Thanksgiving, estas se preparan con cebolla frita y se sirven como guarnición.

Entre los platos dulces que acompañan la cena están el camote confitado, aunque no es considerado un postre, ya que se utiliza como acompañamiento de los otros platillos.

Pero en una cena como la del Día de Acción de Gracias no pueden faltar los postres, los más tradicionales son los pays, de calabaza, nuez, manzana y en algunas ocasiones también es utilizado el camote.

Como puedes ver, la cena del Día de Acción de Gracias tiene muchos platillos tradicionales que la convierten en una gran celebración para nuestros “vecinos del norte”.

Con información de El Semanario y El Universal