Foto: Tomada de Internet
El caso investigado por la Comisión dio cuenta de que los hechos ocurrieron el 21 de octubre del 2009

La Comisión Nacional de Derechos Humanos, emitió su recomendación 27VG/2019 contra la Fiscalía General de la República, la Fiscalía de Coahuila y autoridades Municipales de Torreón, por la desaparición forzada de cuatro personas perpetuada por la Policía Municipal en octubre del 2009.

El caso investigado por la Comisión dio cuenta de que los hechos ocurrieron el 21 de octubre del 2009, cuando la Policía Municipal de Torreón detuvo a una persona mientras se dirigía a bordo de un vehículo a su trabajo, y luego de que tres de sus compañeros que iban por el camino abordaran a los elementos para preguntar el motivo de la detención, fueron levantados sin que hasta el día de hoy se sepa del paradero de los cuatro.

“En el trayecto, una de las víctimas envió un mensaje de texto al administrador de la empresa para la cual laboraban, quien se comunicó vía telefónica con él, indicándole que los llevaban en una camioneta de la Policía Municipal y que les iban a quitar el celular, en esos momentos se cortó la comunicación”, relata la Recomendación por Violaciones Graves a los Derechos Humanos.

Posterior a ello, se acreditó que el administrador de la empresa se apersonó ante la comandancia municipal donde le mencionaron que los hechos habían ocurrido, pero que los policías de ese turno, “ya habían salido de trabajar”.

La relatoría del caso, también menciona que las autoridades pidieron a las familias no denunciar lo sucedido, pues los cuatro trabajadores habían sido entregados a un miembro de la delincuencia organizada, y ante tal circunstancia, uno de los servidores públicos se propuso como negociante para dar con el paradero de las personas y proceder a la detención de los elementos que participaron en la detención arbitraria y posterior desaparición forzada.

“Dado que los familiares no tuvieron mayor información, se inició una investigación ante la Unidad Especializada de Secuestros (UES) y en la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas (UBPD), ambas de la entonces PGR, así como en la Fiscalía Estatal, no obstante, a la fecha en que se emite esta Recomendación las víctimas continúan desaparecidas”, indica la CNDH.

La recomendación hace incapié en que las tres autoridades deberán reponer el daño a las familias de manera íntegra, y a su vez proporcionarles atención psicológica.

En lo particular, a la FGR se le solicitó continuar con las averiguaciones previas sobre las personas desaparecidas y determinar la responsabilidad de los servidores públicos que perpetuaron el delito en el caso, al igual que a la FGE se le solicitó la colaboración con la autoridad federal para las indagatorias, así como imponer sanciones contra el personal que cometió irregularidades en la búsqueda de las personas.

Por otro lado, la CNDH solicitó al Presidente Municipal de Torreón, se disculpe públicamente ante las familias en los próximos meses, así como rendir capacitaciones y dejar constancia de las mismas para garantizar la no repetición de estos actos.