Foto: Especial
Anpec denunció que derivado de la pandemia de COVID-19 el 7 por ciento de los pequeños comerciantes dice estar a punto del cierre

Más de 150 mil pequeños negocios han cerrado de forma definitiva en México ante una caída de 30 por ciento en el consumo privado por la crisis del COVID-19, reportó la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec).

Pese a la “nueva normalidad” que comenzó en junio, más de 95 por ciento de los comercios no presentan ganancias en sus ventas respecto a marzo, informó Cuauhtémoc Rivera, presidente de la asociación, al presentar los resultados de la encuesta “Por una Reactivación Económica“.

“El 7 por ciento dice estar al punto de cierre. El sector se ha mantenido a flote durante siete meses a duras penas. De igual forma, 75.35 por ciento dice tener ventas a la baja entre un promedio de 30 por ciento a 50 por ciento”, comentó el líder de la Anpec.

Sumado a las más de 90 mil muertes y cerca de 906 mil casos, la pandemia de COVID-19 ha causado una contracción anual de 18.7 por ciento del PIB en el segundo trimestre del año y la desaparición de casi un millón de empleos formales.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha afirmado que la economía de México “ya tocó fondo” y ahora va “hacia arriba”, al presumir un plan de más de un millón de créditos de 25 mil pesos para microempresarios.

Pero la encuesta de la Anpec, realizada a más de mil 100 pequeños comerciantes, encontró que 74.8 por ciento de ellos “desaprueba en lo general” los resultados del Gobierno hasta ahora, mientras que 66.28 por ciento consideran “poco atractivos” e “insuficientes” los apoyos económicos.

“Destaca y preocupa que el 96.83 por ciento de los pequeños comerciantes sostuvo que un 50 por ciento de sus clientes han disminuido su consumo y la calidad de los productos que compran”, lamentó Rivera.

La encuesta se divulga en medio de una alerta nacional por el repunte de contagios en al menos ocho estados del país, donde gobernadores han advertido de nuevos cierres similares a marzo, cuando iniciaron las medidas de aislamiento.

Aunque especialistas argumentan que México ni siquiera ha dejado la primera ola de contagios, los comerciantes alertaron que una segunda sería fatal para sus negocios.

“El rebrote invernal exige un relevo de los responsables del manejo de la pandemia y un cambio de estrategia que priorice el rastreo para contener los contagios y muertes”, expresó el representante de la Anpec.

A pesar de la apuesta del Gobierno, más de la mitad de los comerciantes, 51.55 por ciento, rechazó que la vacuna “sea la única solución para una reactivación económica”.

El gremio también aseveró que 98 por ciento de los puntos de venta aplican las medidas sanitarias, como el distanciamiento social, uso de cubrebocas y desinfección de los espacios.

Con información de EFE