Foto: Especial
De los 12 millones que salieron de la Población Económica Activa (PEA) por la pandemia, la recuperación es de alrededor de 10.6 millones para el tercer mes de 2021, en tanto que la población desocupada es de 3.9%, un punto porcentual mayor que hace un año: INEGI

La población ocupada en marzo ascendió a 53.8 millones, 2 millones menos en comparación con marzo de 2020, mes en el que inició el confinamiento por la pandemia, en tanto que los empleos subordinados y remunerados decrecieron en 2.2 millones, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

“La población desocupada de 15 y más años como proporción de la PEA, representó 3.9% equivalente a 2.2 millones de personas y un punto porcentual por arriba de la del tercer mes del año pasado”, reportó la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo Nueva Edición (ENOEN).

Las personas ocupadas en el sector terciario o de servicios fue la que más disminuyó, con una baja de 2.4 millones de personas, mientras que la del sector secundario o industrial registró un descenso de 315 mil personas respecto al tercer mes de 2020.

Indicó asimismo el INEGI que el número de personas que desempeñan jornadas de más de 48 horas semanales descendió en 1.5 millones respecto de marzo del año pasado y el de los que laboran en micronegocios disminuyó en 877 mil.

La tasa de desocupación entre personas mayores de 15 años, de 3.9% en el tercer mes de este año, fue un punto porcentual mayor que en marzo del año pasado, mientras que la población subocupada fue de 7.1 millones, equivalente a 13.2% de la población ocupada -en marzo de 2020, esta población era de 5.1 millones de personas, 9.1% de la población ocupada.

Por su parte, la ocupación informal en marzo pasado ascendió a 30.6 millones, con una tasa de informalidad laboral se situó en 56.8%, cifra inferior en 1.1 puntos porcentuales comparada con la de marzo de 2020.

En el sector formal, la pérdida fue de 354 mil 500 puestos de trabajo, lo cual es relevante ya que las señales del reporte del IMSS apuntaban a un dato positivo, por lo que se puede pensar que otras dependencias gubernamentales podrían haber reducido su planta laboral, estima Grupo Financiero Banorte.

“En este contexto, la tasa de informalidad avanzó con fuerza a 56.8%, máximo desde febrero 2019”.

En el último año, se produjo una disminución de 1.5 millones de personas de la Población Económicamente Activa (PEA), al pasar de 57.4 millones a 56 millones.

“De los 12 millones de personas que salieron de la PEA en abril de 2020 por el tema de pandemia, la recuperación es de alrededor de 10.6 millones para el tercer mes de 2021”, reportó la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo Nueva Edición (ENOEN).

La Población No Económicamente Activa (PNEA), en marzo de este año fue de 41.9 millones de personas, equivalente a 42.8% de la población mayor de 15 y 3.3 millones más que en el mismo mes del año pasado, mientras que la PNEA disponible para trabajar, es decir, personas que no trabajaron ni buscaron trabajo, pero que aceptarían uno si se los ofrecieran, fue de 8 millones, 19% de la PNEA total y 2.1 millones más en comparación con el mismo mes de 2020.

En el avance del empleo por sectores, destaca la apertura de 758.7 mil plazas en el sector agrícola, que puede estar asociado a un efecto estacional, y de 526 mil posiciones en todos los subsectores de servicios, sobre todo restaurantes y hoteles, aportando la mitad de esa cifra, previo al feriado de Semana Santa, por lo que habría que monitorear si se mantienen o se reducen en abril.