La tormenta tocó tierra por segunda vez en la noche del domingo en la ciudad portuaria de Qingdao donde hasta ahora dejó cinco muertos y siete desaparecidos. Estas víctimas se suman a las registradas en la provincia de Zhejiang donde fallecieron 39 personas.

El tifón Lekima, el más potente que golpea a China desde 2014, dejó al menos 44 muertos y 16 desaparecidos, según el último balance citado hoy por la televisión estatal CGTN.

La tormenta tocó tierra por segunda vez en la noche del domingo en la ciudad portuaria de Qingdao (en la provincia oriental de Shandong), donde hasta ahora dejó cinco muertos y siete desaparecidos.

Estas víctimas se suman a las registradas en la provincia de Zhejiang, también en el este del país, donde fallecieron 39 personas y se desconoce el paradero de otras nueve.

Equipos de rescate buscan víctimas de un deslizamiento de tierra provocado por el tifón Lekima en el condado de Yongjia en la provincia de Zhejiang, este de China. Foto: AP

Al balance de muertos en China se suma un fallecimiento registrado en Taiwán, donde un hombre de 64 años murió tras caer de un árbol mientras podaba ramas como precaución ante la llegada del tifón.

Lekima perdió fuerza conforme avanzó por el país asiático: pasó de supertifón a tifón el sábado y de tifón a tormenta tropical ayer.

Pasadas las 11.00 hora local (03.00 GMT) de hoy, las operaciones de rescate seguían su curso.

Más de 21,000 militares taman parte de esas tareas, en las que se desplegaron unas 400 embarcaciones con las que evacuaron a más de 33,000 personas afectadas.

En la tarde del domingo, las autoridades cifraron el número de afectados en más de seis millones y medio de personas en las provincias de Zhejiang, Jiangsu, Anhui, Shandong y Fujian, así como en la ciudad de Shanghái.

El número de evacuados estos días es de casi 1.1 millones de personas.

En Zhejiang, provincia donde el Lekima tocó tierra en la madrugada del sábado, más de 180,000 hectáreas de cultivos y 34,000 casas han resultado dañadas a su paso, causando pérdidas económicas directas de unos 2,230 millones de dólares (1,971 millones de euros).

El Gobierno central anunció el sábado un fondo especial de 30 millones de yuanes (4.2 millones de dólares, 3.8 millones de euros) para ayudar a los afectados por el Lekima en Zhejiang.

Con vientos de hasta 187 kilómetros por hora cuando tocó tierra, este tifón -el noveno registrado este año en el gigante asiático- ha obligado a cancelar cientos de ferris y vuelos, y a cortar tramos de algunas líneas ferroviarias.

Asimismo, el puerto de Dalian -uno de los principales del país, situado en la provincia nororiental de Liaoning- suspendió todos los servicios marítimos, y el parque temático de Disneylandia en Shanghái se vio obligado este sábado a cerrar por primera vez por motivos meteorológicos desde su inauguración, en 2016.

Un trabajador busca sus pertenencias en un refugio derribado por el tifón Lekima en un sitio de construcción en Wenling, provincia de Zhejiang, China. Foto: EFE
Turistas sientes la fuerza de los vientos del tifón Lekimaen Hangzhou, provincia de Zhejiang, China. Foto: EFE
Equipos de rescate trabajan en el deslizamiento de tierra provocado por el tifón Lekima en el condado de Yongjia en la provincia de Zhejiang, este de China en China. Foto: EFE
Una vista aérea del sitio de deslizamiento de tierra junto a un río en el condado de Yongjia, provincia de Zhejiang, China. Foto: EFE
Un hombre usa su teléfono móvil para registrar las olas que se estrellan en la orilla cuando el tifón Lekima se acerca al municipio de Shitang de la ciudad de Wenling en la provincia oriental china de Zhejiang. Foto: AP/Xinxua