El 23 de agosto se cumplieron 59 años de la gran hazaña de Ángel Macías en Estados Unidos, el joven de tan solo 12 años que lanzó un juego perfecto