No se trata de sólo pensar en el producto o servicio que brindamos, sino también de la promesa de valor

Estamos en constante evolución y la forma de hacer negocios ha cambiado de forma acelerada, ejemplo de ello son empresas disruptivas que han pensado en cómo brindar mejores soluciones y más sencillas a los consumidores, entre estas podemos mencionar a Airbnb, Netflix, Uber, YouTube, etc.

Esto nos lleva a pensar que toda compañía debe cambiar para poder continuar siendo relevante para el consumidor. No se trata de sólo pensar en el producto o servicio que brindamos, sino también de la promesa de valor que entregamos desde la marca hasta la comunicación, canales, segmento al que nos dirigimos, etc.

Los que han entendido profundamente al consumidor y la nueva tendencia van un paso adelante y nos podrían llegar a desplazar del mercado, por ello tenemos que poner especial atención a aquellos elementos que nos harían que nuestro producto o servicio perdiera valor. A continuación te enlisto los 6 factores claves para el éxito de tu negocio a largo plazo:


• La segmentación del mercado también evoluciona, ya que nuestros clientes cambian, ahora tenemos mayor cantidad de nichos, las necesidades cambian conforme el entorno se va moviendo, etc. Por ello un producto o servicio que hace 50 años atrás era un éxito hoy en día no lo sería si no evoluciona.

Ejemplo claro la industria disquera, hace un par de años se comercializaba en casetes, después evolucionaron a CD y actualmente a través de Spotify, plataforma que te permite tener acceso cuándo quieras, en más de un dispositivo y sólo las canciones que te agraden sin necesidad de comprar todo el álbum.

La preferencia y tendencia del mercado es un punto clave, debemos conocer cómo el poder adquisitivo, valores y prioridades de nuestro cliente evolucionan.

Por ejemplo, mientras un baby boomer cambia su celular cada 30 meses, un millennial lo hace cada 18 meses ya que su “gadget” ya no está de moda ni con la mejor cámara del momento.

• Entender el ciclo de vida de nuestro producto o servicio. Dependiendo en qué fase estamos es el tipo de campaña de comunicación que requerimos. No son los mismos mensajes clave a comunicar si estamos en el lanzamiento que si estamos en una fase de madurez. 

• Asegurar que la calidad del producto haga sentido con el servicio ofrecido. Actualmente las nuevas generaciones valoran en mayores proporciones atributos intangibles relacionados con el servicio, como es el tiempo de entrega, la atención post-compra, cumplimiento de la promesa de valor, etc.

Como siempre, el precio es decisivo en la toma de decisión de nuestro cliente, por ello debemos conocer la ventaja competitiva de lo que ofrecemos para lograr diferenciarlo del resto y ponerle un precio acorde a las soluciones que este ofrece.

Cuida el mercado, vigila a los competidores actuales y a los entrantes. No sólo observes el precio, sino también la propuesta de valor que ofrecen, sus fortalezas y debilidades para así encontrar oportunidades y nuestra ventaja competitiva.

Si bien los 6 factores se pueden modificar o bien aumentar según la industria a la que nos estemos refiriendo o a los cambios tecnológicos, debemos periódicamente revisarlos para evitar ser reactivos sino proactivos en nuestra estrategia de negocio.