Foto: Archivo
Pese a la difusión del gobierno federal y gobiernos estatales por la visita del líder religioso, y de que un 93% de los mexicanos está enterado de la gira, esta misma cantidad respondió a Parametría que no tiene planeado asistir a algún evento en el que participe el Papa Francisco.

México.- Un 65% de los mexicanos está en contra de que la Iglesia católica pida dinero para cubrir los gastos de la visita del Papa Francisco a México, esto tras la colecta propuesta en noviembre pasado por la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM)”para adecuar los espacios” que visitará el pontífice, de acuerdo con una encuesta de Parametría.

La encuestadora detalla que esta colecta incluso tuvo un muy bajo impacto en la opinión pública mexicana pues el 78% ni si quiera estaba enterado de la recaudación para recibir a Jorge Mario Bergoglio, quien inicia hoy su gira por México, donde recorrerá la capital del país, el Estado de México, Chiapas, Michoacán y Chihuahua.

Pese a la difusión del gobierno federal y gobiernos estatales por la visita del líder religioso, y de que un 93% de los mexicanos está enterado de la gira, esta misma cantidad respondió a Parametría que no tiene planeado asistir a algún evento en el que participe el Papa Francisco. “Sólo 7% de los entrevistados afirmó que quiere ser parte de algunas de las actividades encabezadas por él”, explica la encuestadora.      

Parametría destaca también datos obtenidos de una encuesta realizada en Estados Unidos por el PEW Research Center sobre la influencia del Papa Francisco en la visión hacia la Iglesia Católica. En el país vecino, 28 % de la población total dijo dijeron que con la actual administración de Bergoglio tienen una visión más positiva de la iglesia católica. En México 20%, ocho puntos menos, opinaron igual. En tanto, el 6% en ambos países mencionó que su visión es ahora negativa hacia el catolicismo por el actuar del pontífice.

Las actividades del Papa Francisco incluirán un encuentro privado con el presidente Enrique Peña Nieto, una reunión paralela entre la comitiva mexicana y el séquito papal, para dialogar sobre los mecanismos que generen soluciones concretas a temas como el cuidado del medio ambiente, la paz y la seguridad y la protección de los migrantes.