Especial
Tras colaborar con el mundo del teatro, Yves Saint Laurent se encargó de diseñar vestuarios para directores como Luis Buñuel

El 1 de agosto de 1936 nació Yves Saint Laurent, considerado como uno de los diseñadores más importantes del siglo pasado. Gracias a sus hermosas colecciones, él logró posicionar su marca como una de las principales casas de moda alrededor del mundo. Después de ganar el primer lugar en un concurso de diseño, venciendo a Karl Lagerfeld, el joven francés comenzó a trabajar para Dior, donde desarrolló sus primeros años de carrera. Saint Laurent encontraba inspiración en todo aquello que lo rodeaba, y utilizaba sus creaciones para darle a la mujer moderna un medio para expresar su personalidad. Auténtica, bohemia, libre y misteriosa son algunas de las actitudes que el diseñador más admiraba en las mujeres con las que convivía.

Más lejos de convertirse en un ‘buen diseñador’, Yves Saint Laurent es recodado por su genialidad a la hora de confeccionar. Tanto ha sido así que hasta uno de los personajes más relevantes de la industria, la editora de Vogue USA, Diane Vreeland aseguró una vez que: "Chanel y Dior eran gigantes, pero Saint Laurent es un genio". El diseñador mostró al mundo prendas que han sobrepasado las generaciones, evolucionando y adaptándose a los tiempos, pero aún así conservando la esencia que le impregnó el gran Yves, diseños como el blazer, el consolidado esmoquin o los abrigos y la chaqueta sahariana.

Este diseñador que antepuso su vida a la moda, impuso mil y una metas por cumplir durante su presencia como creador de tendencias en la moda, un camino por recorrer que aprovechó al máximo pero que no terminó como al él le hubiera gustado. Y es que a pesar de que Yves Saint Laurent habría elegido un prodigio para traspasar su legado, el diseñador americano Albert Elbaz, fue Tom Ford el único responsable a cargo tras la muerte de Saint Laurent.

SUS MIL Y UN MUSAS

La figura femenina para Yves Saint Laurent supuso su principal fuente de inspiración, y es que la mujer era el ser más importante de la moda para el creador en sus inicios, un aspecto que posteriormente se fue transformando en su imagen de marca. Múltiples rostros reconocidos se aglomeraron bajo el nombre de Yves Saint Laurent, desde actrices hasta rostros del modelaje, quienes comenzaron dar una personalidad a los diseños más novedosos de Yves Saint Laurent.

"Cuando te vistes con una creación de Yves Saint Laurent, inmediatamente comienza una experiencia sensual" confesó la actriz francesa Catherine Devenue, una de las musas más consagradas del creador. Este rostro de la interpretación se convirtió en la historia del diseñador como su eterna musa y amiga, solo uno de los nombres que protagonizaban la larga lista de las musas de diseñador parisino.

De la belleza delicada a un estilo andrógino con la inigualable modelo Katoucha Niane, su exótica belleza de origen guineano cautivó al por mayor, el lado más chic de Yves Saint Laurent bajo los poses más sensuales llegaron de la mano de Talitha Pol, Bianca Jagger y Laetitia Casta. Este sinfín de modelos y actrices solo hicieron lucir y alzar aún más los diseños y tendencias exquisitos de la firma de moda Saint Laurent. Con el paso de los años, han llegado a convertirse en embajadores de YSL personajes peculiares como Marilyn Manson o, incluso, ‘it girls’ del momento como la actriz y modelo Cara Delenvigne.

UNA ESTRELLA DEL CINE

El cine es una vertical del arte que también ha estado muy ligado a la moda a lo largo de su historia. Y es que muchos han sido los diseñadores que se han encargado de producir vestuarios exclusivos para obras de teatro o incluso películas de la época, este aspecto tampoco es ajeno a Yves Saint Laurent, pues como era propio de su persona el arte desde todas sus vertientes estaba presente en su vida.

Itzel Roldán

Originaria de la Ciudad de México, egresada de la licenciatura en Comunicación de la Universidad Intercontinental. Diplomado en Locución en el Centro de Capacitación MVS. Reportera y editora especializada en periodismo de espectáculos. Amante del cine, la música, la televisión y los animales.