Foto: Archivo
Están protegidas por el seguro de depósitos bancarios que administra el Instituto para la Protección del Ahorro Bancario (IPAB)

Ciudad de México. El 99.89 por ciento de las cuentas bancarias que existen en el país, es decir 150 millones 302 mil 638, y que pertenecen principalmente a pequeños y medianos ahorradores, están protegidas por el seguro de depósitos bancarios que administra el Instituto para la Protección del Ahorro Bancario (IPAB), destacó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en el último informe del vocero correspondiente a 2016.

Abundó que el IPAB también protege a los mexicanos que tienen sus ahorros en los 47 bancos que a la fecha operan actualmente en el país mediante el Fondo de Protección al Ahorro Bancario. Hasta el tercer trimestre de este año, dicho fondo contaba con 28 mil 77.2 millones de pesos, lo que implica que ha crecido hasta 25.6 veces o bien 162 por ciento en los 17 años que tiene de funcionar ya que cuando fue creado en 1999 sólo contaba con mil 97 millones de pesos.

Sin embargo, si la cifra se compara respecto a los activos totales del sistema bancario mexicano y que hasta octubre de este año ascendieron a 8 billones 54 mil millones de pesos, de acuerdo con el reporte más reciente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), resulta que el Fondo de Protección al Ahorro Bancario del IPAB representa apenas el 0.34 por ciento respecto a todos los recursos depositados en los bancos.

Dicho de otra manera, los activos actuales de la banca múltiple supera por 286 veces los recursos que por sí sólo acumula el fondo del IPAB destinado a proteger los ahorros de los mexicanos en los bancos (ello sin tomar en cuenta el Seguro de Depósitos Bancarios que también administra el IPAB).

La Secretaría de Hacienda explicó que una parte de los recursos del fondo provienen de las cuotas que los bancos pagan al IPAB y el objetivo es “contar con los recursos para llevar a cabo, de ser necesario, el pago de depósitos bancarios garantizados en términos de la Ley”.

Ponderó que con la administración de pasivos que ha llevado a cabo desde su creación, el IPAB ha logrado reducir casi a la tercera parte la deuda que manejaba como porcentaje del producto interno bruto (PIB).

Así, de representar 11.60 por ciento del PIB en diciembre de 1999, para septiembre de 2016, tal deuda ya era equivalente al 4.36 por ciento del PIB. Abundó que “de igual forma, en este mismo periodo, la estrategia implementada ha permitido reducir la deuda neta del instituto en 39 por ciento en términos reales”.

“El IPAB contribuye a la estabilidad del sistema bancario y a la salvaguarda del sistema nacional de pagos”, señaló y aseveró que desde 2012 ha realizado 51 visitas de inspección para verificar la información de los bancos sobre las operaciones activas y pasivas, tanto de los depósitos garantizados y sus clientes, sino también sobre el cálculo de las cuotas que pagan.

Además, el IPAB también lleva a cabo la implementación de los llamados planes de resolución, elaborados con carácter preventivo para detallar los términos en que una institución debe resolver en forma expedita y ordenada las contingencias que lleguen a presentarse y que comprometan su viabilidad. Con los planes se pretende conocer la estructura de cada banco, así como sus principales líneas de negocios y las posibles barreras para implementar el método de resolución que le corresponda, indicó Hacienda.