Nerviosa. “Cometa” se causó las heridas ella misma, según dicen sus propietarios. / Archivo
Afirman propietarios que no fue por descuido ni maltrato; el animal presentaba heridas en el cuello y una de sus patas

Luego de que trascendiera en redes sociales la indignación por una serie de imágenes en las que se aprecia a una cierva en cautiverio y con heridas en el cuello en el patio de Casa Alameda, los propietarios del ejemplar, Raúl González y Luis Cárdenas, señalaron a VANGUARDIA que las heridas no fueron provocadas por descuido, mostrando un acta emitida por el Gobierno del Estado en el que se establece el dictamen sobre lo ocurrido el pasado mes de abril.

“Las fotos, para empezar, están editadas en los colores, si tú vez la otra venadita era un poco más nerviosa, entonces estaban haciendo unas reparaciones en el Oxxo y en su corral tienen un nogal y es donde ella se lastimó porque se alteraba. Vinieron de Semarnart y levantaron el acta”, explicó Luis Cárdenas. 

“Manzana” es la única sobreviviente; dicen que está en excelentes condiciones. / Archivo

Respecto al fallecimiento de una de las ciervas, el cual ocurrió el 30 de julio, Raúl González desmintió que haya sido a causa de descuido y que su cuerpo fuera enviado al Museo del Desierto para disecarlo y posteriormente traerlo a casa.

En cambio, afirmó que un veterinario le aseguró que “Cometa” murió de causas naturales, admitiendo que luego de su muerte llevaron sus restos al Museo del Desierto con el fin de que les especificaran la causa del deceso y donarla para uso del recinto. 

“Nosotros la mandamos al Museo del Desierto para que nos dijeran realmente de que falleció porque aquí sus condiciones son muy buenas y nos mencionan que fue por causas naturales, de hecho ese documento nos lo va a hacer llegar el Museo del Desierto, nosotros no la mandamos a disecar, la donamos también para la ciencia, para el Museo del Desierto, pero lo hicimos principalmente para saber qué le había pasado”, compartió el propietario. 

La historia de las ciervas 
Raúl y Luis, propietarios de ambas ciervas y de Casa Alameda, relatan que dichos animales fueron adquiridos en un rancho cinegético de Nuevo Laredo, Texas con el propósito de evitar que murieran a manos de los cazadores que pagan por ejercer tal actividad en el sitio. 

‘Mascotas’. El 28 de enero VANGUARDIA dio a conocer la presencia de dos ciervos en Casa Alameda. / Archivo

“Nosotros compramos la venadas porque son de un rancho cinegético, nos llegó el ‘oye, las van a matar’, entonces decidimos acoplarles un espacio, tenemos todos los papeles que nos acredita la propiedad. Estás de acuerdo que si pagamos 35 mil pesos por 2 venadas no las vamos a maltratar, comparte Raúl, afirmando que “Manzana” se encuentra en excelentes condiciones siendo alimentada con nueces y frutas.

Ley de Vida Silvestre de Coahuila
Artículo 68. Las personas físicas que deseen poseer como mascota algún espécimen de animal considerado como silvestre de acuerdo con la presente ley, deberán obtener los permisos de rigor establecidos en la legislación vigente de manera previa a su adquisición.