Isidro López Villarreal, alcalde de Saltillo, dijo haber sido amenazado por parte del Gobierno de Coahuila / Foto: Tomada de Video
Isidro López solicitará que se entregue al Gobierno de Saltillo las participaciones que supuestamente no fueron entregadas a las arcas municipales
Quiero reiterarles que no daré marcha atrás en la exigencia de los recursos que les corresponden a los saltillenses”.
Isidro López Villarreal, alcalde de Saltillo.

El alcalde de Saltillo, Isidro López Villarreal, llevó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) su reclamo por la presunta falta de pago del Estado de 136 millones de pesos, por concepto de participaciones federales. 

En su cuenta de Facebook, subió un video de 50 segundos en el que da a conocer que presentó el documento la semana anterior. 

“Como ustedes saben, el jueves hicimos un reclamo de 136 millones de pesos ante la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado de Coahuila, pero no nos detuvimos ahí.

“El viernes presentamos ante la SHCP un oficio solicitando que, de no ser entregados los recursos que les corresponden a los saltillenses, sea el Gobierno federal el que los entregue directamente”, manifestó.

Ismael Ramos Flores, ex secretario de Finanzas, invitó a la testorería municipal a acudir a la administración fiscal para orientarles respecto a la fórmula en que se reparten las participaciones. / Foto: Vanguardia
Si el Estado no le diera las participaciones que corresponden a Isidro, pues tendríamos problemas con la Auditoría Superior”.
Miguel Riquelme Solís, gobernador de Coahuila.

Pide reunión con Riquelme

Además, informó que solicitaría una reunión con el gobernador Miguel Riquelme para tratar el asunto. Horas antes de la publicación del video, el Ejecutivo estatal comentó que lleva una buena relación con el presidente municipal y que platicaría con él en los próximos días.

Sin embargo, Riquelme señaló que “si el Estado no le diera las participaciones que realmente le corresponden a Isidro, pues tendríamos problemas con la Auditoría Superior”, en referencia a la supuesta mala aplicación de las fórmulas de distribución del fondo que argumenta el alcalde.