El Presidente respaldó la decisión de liberar a Ovidio Guzmán luego de los hechos violentos en Culiacán, Sinaloa

El presidente Andrés Manuel López Obrador fue cuestionado durante su conferencia de prensa por los hechos violentos que se vivieron en Culiacán, Sinaloa tras la liberación de Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera.

"Acerca de que si se demostró debilidad del Estado es más que nada una conjetura de los expertos. Sobre todo de nuestros adversarios, los conservadores no van a estar contentos con nada y van siempre a cuestionarnos. Nosotros no tenemos duda acerca de que fue la mejor decisión", señaló el Presidente respecto a la decisión tomada por el gobierno local.

Asimismo, aseveró que las acciones tomadas la tarde de ayer se hicieron para preservar la seguridad de los sinaloenses. "Yo encabezo un gobierno civilista, no es una dictadura militar o un gobierno civil con afanes autoritarios".

"Cuesta trabajo que esto se entienda, pero poco a poco los hechos van a demostrar que esa es la mejor vía", reiteró López Obrador.

Un reportero cuestionó al Ejecutivo respecto a quién había dado la orden para liberar a Ovidio, a lo que Andrés Manuel respondió que fue una decisión consensada por las autoridades y que él mismo respaldó dicha acción.

Y argumentó que "ya se probó todo eso que planteas (combatir fuego contra fuego) y fracasó, pero no solo eso, esa política causó miles de muertos, más de un millón de víctimas. Nosotros no vamos a seguir con eso. No queremos la guerra".

"Vean los periódicos de hoy, no he visto ninguno, pero son tan obvios, no todos desde luego, vean a los columnistas, y van a estar manejando tu argumento, tu manera de razonar (que se mostró debilidad o incapacidad por parte del Estado Mexicano)", reiteró el Presidente.