AP
El QB de los Packers confesó que en su mente siempre está presente ganar otro campeonato de la NFL

Han pasado casi 10 años desde que Aaron Rodgers gano su primer —y único— Super Bowl.

Luego de quedar fuera de los playoffs en el último par de temporadas, experimentar un cambio de head coach por primera ocasión desde que es un titular en la NFL, y cumplir 36 años de edad el mes pasado, vale la pena preguntarse cuánto piensa Rodgers sobre un segundo Super Bowl.

La respuesta llegó el miércoles mientras se prepara para el Juego de la Ronda Divisional de la NFC, el próximo domingo ante los Seahawks.

“Esta en mi mente todos los días”, dijo Rodgers. “Para eso jugamos este deporte. Para eso se invierte el tiempo de la temporada baja, para eso se hacen las cosas pequeñas. Es para colocarse en esta posición, donde estamos a dos partidos de ser capaces de competir por ello. Tengo 36 años de edad, sé de qué se trata., Es una oportunidad importante para nosotros. Siento que me quedan algunos años realmente buenos, pero nunca se sabe. Muchas cosas suceden en un año. Tuvimos grandes equipos que estuvieron a una lesión o una jugada de ser especiales, así que quiero aprovechar al máximo esta oportunidad”.

Y eso podría ser ligeramente distinto a lo que pensaba Rodgers, digamos, hace cinco años, que fue la última ocasión en que los Packers jugaron contra los Seahawks en un partido de playoffs, una derrota de tiempo suplementario en Seattle en que desperdiciaron una ventaja de 12 puntos en el cuarto periodo.

“Cuando tenía 31, pensaba que iba a jugar hasta mis 40s, y que para eso todavía faltaba una década”, explicó Rodgers. “Ahora, tengo 36, así que estoy a media década de eso”.

Aunque los Packers alcanzaron el Juego de Campeonato de la NFC en su última aparición de playoffs después de la temporada del 2016, ese equipo se vio castigado por lesiones a la defensiva, y fue vapuleado 44-21, por los Falcons. La actual podría ser la mejor oportunidad de los Packers desde el 2014, dado que son los segundos en la siembra, tuvieron una semana libre para prepararse, y han estado más sanos este año que en años recientes.

Quizás la mayor diferencia sea la experiencia de playoffs. Solamente hay cuatro jugadores restantes del equipo campeón del 2010, y siete del equipo que cayó en el 2014 ante Seattle.

Será nuevo para, creo, más de la mitad de nuestro equipo, lo que será una buena prueba para que ellos se asienten temprano”, expresó Rodgers. “Deseábamos uno de estos por algún tiempo, un juego divisional en casa, buen oponente, donde el clima juegue a nuestro favor”.

El receptor abierto Davante Adams era un novato en aquel equipo del 2014, pero lo recuerda vívidamente.

“Definitivamente, no estaba consciente de cuán intenso sería. Así que esa será una de las cosas principales que he apuntado a los jóvenes esta semana, dejarles saber que será un poco más intenso de lo que han visto en partidos pasados. Lo comparé con el salto de la pretemporada a la temporada regular, pero esta vez es realmente grande.

“Pero al mismo tiempo, dejarles saber que es el mismo juego que han practicado. No va a cambiar para nosotros, y siempre que sigan teniendo ese mismo sentido de urgencia y atención al detalle, estarán bien”.

El tackle derecho veterano Bryan Bulaga, quien era un novato en el equipo del Super Bowl, no quiso ir tan lejos como Rodgers, pero a sus 30 años de edad —y en el año final de su contrato— podría estar en una situación similar.

“No sé si pienso en ello todos los días”, reveló Bulaga. “Soy un tipo de un día a la vez. Realmente no miro adelante en el camino, pero claro, sí, es emocionante ahora. Para eso se invierte todo el trabajo, para esta clase de partidos, y creo que los chicos están emocionados por ello”.

Espn

ESPN, Inc. es un grupo mediático con sede en los Estados Unidos, que opera y produce canales de televisión por suscripción, estaciones de radio, sitios web, revistas y libros relacionados con el deporte. También organiza eventos tales como los Premios ESPY desde 1993 y los X Games desde 1995.