Una menor recién nacida fue abandonada en la puerta de una vivienda en la colonia Mirasierra en Saltillo

En la casa marcada con el número 1078 de la calle 17, antes de la 10 en la colonia Mirasierra, fue abandonada ayer una bebé recién nacida. Estaba tirada en el piso, en la entrada de la casa. 

 Alrededor de las 12:00 horas alguien llamó a la puerta de la familia de Evelyn Zamira, de 15 años, quien había llegado de la Prepa. Al escuchar, solo se asomó. No vio a nadie y al pensar que serían de una “religión”, abrió la puerta para ver si le habían dejado algún papel de información. En ese momento encontró a la bebé, la cual estaba envuelta solo con una playera.  

Por instinto la levantó del piso y dio aviso a su padre, quien estaba en la casa comiendo. Juntos llamaron a su madre, quien se desempeña como policía de Tránsito Municipal, y ella hizo el reporte al número de emergencias 9-1-1. 

Oficiales de la Unidad de Integración Familiar (Unif) llegaron al lugar y esperaron a los paramédicos, para prestar la atención pertinente a la bebé, la cual fue subida a la ambulancia.  

En el interior de la unidad de emergencia, se le atendió y se le diagnosticó en primera instancia una hipotermia moderada a la recién nacida, quien fue trasladada a las instalaciones del Hospital del Niño para que se le revisara a profundidad y se le mantuviera bajo observación.  

 

LA DARÍAN EN ADOPCIÓN

Se le dio aviso al personal de la Procuraduría para los Niños, Niñas y la Familia (Pronnif), para que se comiencen a llevar a cabo las investigaciones y se pueda localizar a la madre de la bebé, para determinar si se le va a regresar o se dará en adopción.

Por lo pronto, las autoridades mencionaron que la menor se encontrará en observación en las próximas horas y ya que se determine el estado de salud estable se analizará su futuro. 

De acuerdo con el director del Hospital del Niño, Carlos Iván Oyervides, se descartó algún tipo de hipotermia, pero la menor estará 10 días en observación y se le realizarán los estudios pertinentes para descartar alguna enfermedad.