Foto: Cortesía
En la unidad dejaron también ropa tipo militar, chalecos antibalas y cargadores abastecidos

Monterrey, Nuevo León.- Elementos de la Policía Rural realizaban un recorrido de rutina por la carretera a China y se toparon con hombres sospechosos que al verlos desataron una persecución que culminó con el aseguramiento de armas.

Los uniformados iban por la mencionada vía cuando se percataron de los individuos que viajaban en una unidad dorada.

Los rurales les marcaron el alto, pero ellos hicieron caso omiso y se desató una persecución que concluyó en la carretera China-Méndez, a la altura del kilómetro 60.

Los sospechosos se internaron la maleza y en la unidad dejaron seis armas largas: tres, tipo  AR-15,  dos AK-47 y una M4.

También traían equipo táctico entre el que se encontraba: ropa tipo militar, chalecos antibalas y cargadores abastecidos.