Reglamento. No se permitió el ingreso a quien no portaba el cubrebocas; tampoco a niños ni a adultos mayores. Fotos: Francisco Muñiz
El populoso tianguis Bellavista (o Gumosa) que cada jueves convoca a más de 600 comerciantes y a miles de saltillenses, en esta ocasión fue reubicado a la calzada Antonio Narro, a un lado del Parque Deportivo Solidaridad

Uno de los mercados sobre ruedas más grandes de la ciudad es el que se instala en la colonia Bellavista, frente al Parque “Jesús Carranza”, a un lado de la Central de Autobuses.

El populoso tianguis Bellavista (o Gumosa) que cada jueves convoca a más de 600 comerciantes y a miles de saltillenses, en esta ocasión fue reubicado a la calzada Antonio Narro, a un lado del Parque Deportivo Solidaridad; lució abarrotado en plena contingencia sanitaria, y de acuerdo con las autoridades municipales, fueron cerca de 300 puestos los que se instalaron.   

 

En el lugar se podían observar algunas medidas de seguridad como un filtro sanitizante, portación de cubrebocas tanto por clientes como por comerciantes, y distancia de dos metros entre puesto y puesto.

Los comerciantes, como recomendación, no permitieron que más de tres personas entraran a sus puestos.

Durante el recorrido se pudo observar cómo personal del Ayuntamiento retiró de la zona a personas de la tercera edad, quienes se acercaron al lugar, pues no se tiene permitido el ingreso a estos negocios a niños ni a adultos mayores, sectores vulnerable al COVID-19.

 

Confianza. Fueron instalados dos túneles sanitizantes.

Estos 300 puestos serían el 50 por ciento del total de comerciantes que cada jueves se colocan en la calle Alfredo V. Bonfil, de la colonia Bellavista, ya que en días anteriores se anunció de manera oficial que solo se permitiría la instalación de la mitad de los vendedores; el resto lo hará la próxima semana.

Hasta ahora solo los mercados que funcionan entre semana serán los que se instalen y será hasta nuevo aviso que los que funcionan el fin de semana comiencen a operar.

Christian Martínez

A los 25 años fundó su revista cultura independiente “La Negra Plata” proyecto ganador del PACM y C y publicó su primer libro literario a los 27, titulado “Crónica de un Salto”. Actualmente cubre las fuentes relacionadas con el Sistemas de Salud y sus variantes, las diversas manifestaciones religiosas que hay en la región  y el consumo de drogas entre la población. Lleva trabajando como reportero 3 años. Es licenciado en Letras Españolas y de Administración de Empresas por la Universidad Autónoma de Coahuila.