Tránsito. En las entradas a Saltillo, durante el día se pudo ver una mayor afluencia de vehículos con placas de Nuevo León. Foto: Francisco Muñiz
Este sábado, en los filtros sanitarios instalados sobre la carretera Monterrey-Saltillo, en los límites de la ciudad, los oficiales de Tránsito notaron un aumento en el ingreso de coches con placas del vecino estado

Ante el cierre económico en Nuevo León por el alza en contagios de COVID-19, los regios abarrotaron Saltillo.

Este sábado, en los filtros sanitarios instalados sobre la carretera Monterrey-Saltillo, en los límites de la ciudad, los oficiales de Tránsito notaron un aumento en el ingreso de coches con placas de Nuevo León desde las primeras horas; los agentes contabilizaron hasta 15 carros provenientes de Monterrey cada media hora.

“La verdad es que el tráfico de esta hora es normal, pero sí hemos notado que hay más placas de Nuevo León… no podemos impedirles el paso, pero cuando detectamos que van más de dos pasajeros en el vehículo y no portan el cubrebocas les indicamos que se orillen y les hacemos la recomendación para que se lo coloquen”, señaló un agente de Tránsito encargado del filtro sanitario al norte de la ciudad.

En los restaurantes y plazas comerciales ubicados también en el norte de Saltillo, los estacionamientos lucieron abarrotados por los paseantes del estado vecino que buscaban realizar compras ante el cierre económico en el área metropolitana de Monterrey.

Otros regios fueron captados en puntos turísticos de Saltillo, como el Parque Mirador, la estatua a Venustiano Carranza y las letras que dan la bienvenida a la ciudad en donde se tomaban fotografías y compartían alguna bebida caliente con el resto de la familia.

Ana Sofía y Rodrigo Cárdenas, empresarios restauranteros de la ciudad, apuntaron que desde el pasado viernes aumentó la clientela regia en su restaurante Don Artemio, por lo que reforzarán las medidas y pórticos de sanidad, exhortando a los comensales a ser clientes responsables y abonar con el cumplimiento de los mismos.