Foto: AP
Señalaron que unas 120 personas están apiñadas en celdas sucias, diminutas, con inodoros expuestos y reciben raciones pequeñas de comida que los dejan hambrientos.

SALEM, Oregon, EU.— Los solicitantes de asilo en Estados Unidos están sufriendo condiciones horribles en una prisión federal de Oregon, que al parecer llevaron a una persona a intentar suicidarse, dijeron el viernes defensores públicos federales.

Señalaron que unas 120 personas están apiñadas en celdas sucias, diminutas, con inodoros expuestos y reciben raciones pequeñas de comida que los dejan hambrientos. 

Leland Baxter-Neal, de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) de Oregon dijo que ese enorme sufrimiento humano es resultado de la decisión del gobierno de Donald Trump de encarcelar a los solicitantes de asilo en la prisión en Sheridan. 

La defensora pública Lisa Hay dijo en una carta al alcaide de la prisión y a un alto funcionario del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) que se enteraron de un intento suicidio de un detenido. 

William Teesdale, principal investigador de la oficina del defensor público federal en el estado, dijo que los detenidos duermen en celdas con literas triples y son cacheados desnudos delante de otros detenidos. 

Un portavoz de ICE dijo que la agencia no puede comentar debido a un litigio pendiente.