El número y la tasa de abortos en Estados Unidos bajaron a su nivel más bajo desde la legalización de la interrupción del embarazo en el país en 1973. Foto: AP
El informe del Instituto Guttmacher dice que en el 2017 se practicaron 862,000 abortos en todo el país. Esto representa un descenso desde los 926,000 contabilizados en 2014 en su última investigación y de poco más de 1 millón registrados en el 2011.

El número y la tasa de abortos en Estados Unidos bajaron a su nivel más bajo desde la legalización de la interrupción del embarazo en el país en 1973, dice un nuevo reporte dado a conocer.

El informe del Instituto Guttmacher, un grupo de investigación que defiende el derecho al aborto, dice que en el 2017 se practicaron 862,000 abortos en todo el país. Esto representa un descenso desde los 926,000 contabilizados en 2014 en su última investigación y de poco más de 1 millón registrados en el 2011.

Guttmacher es la única entidad que se esfuerza por llevar a cabo un conteo de todas las interrupciones del embarazo que se practican en Estados Unidos, preguntando a centros privados. Los datos federales excluyen a California, Maryland y Nueva Hampshire.

El nuevo reporte ilustra que los abortos están declinando en todo el país, tanto en estados republicanos que restringen el aborto como en estados demócratas que protegen ese derecho. Entre el 2011 y el 2017, las tasas de aborto aumentaron solamente en cinco estados y el Distrito de Columbia.

 

Uno de los motivos de la caída es que cada vez menos mujeres se quedan embarazadas. El instituto apunta que, aparte de los abortos, la tasa de natalidad se redujo durante los años que abarca el estudio. Un factor probable, dice, es el aumento del acceso a los medios de contracepción desde el 2011, cuando la Ley de Cuidado de Salud Asequible requirió que la mayoría de los seguros médicos privados proveyesen cobertura a los contraceptivos sin gastos adicionales para el paciente.

De acuerdo con el reporte, la tasa de abortos del 2017 fue de 13.5 por cada 1,000 mujeres de entre 15 y 44 años _ la más baja desde la decisión de la Corte Suprema en 1973 que legalizó el aborto. Tras ese fallo, el número de abortos en Estados Unidos subió consistentemente, alcanzando su pico en 1990 con 1.6 millones, antes de iniciar una declinación que continúa. La tasa de abortos es ahora menos de la mitad que en 1990.

Guttmacher apuntó que casi 400 leyes estatales restringiendo en aborto fueron promulgadas entre el 2011 y el 2017, pero dijo que esas leyes no son el mayor factor en la declinación. Dijo que 57% de la declinación nacional ocurrió en los 18 estados, además del Distrito de Columbia, que no promulgaron nuevas restricciones.

Entre el 2011 y el 2017, el número de cínicas que proveían servicio de abortos en Estados Unidos bajó de 839 a 808, con disparidades regionales significativas, dice el reporte. El sur del país tuvo una declinación de 50 clínicas, incluyendo 25 en Texas, mientras en la región centro-occidental hubo una baja de 33 clínicas. En contraste, el nordeste añadió 59 clínicas, en su mayoría en Nueva York y Nueva Jersey.

En ese período, la tasa de abortos bajó 27% en Ohio y 30% en Texas, pero cayó por tasas similares en estados que protegen el acceso al aborto, como California, Hawaii y Nueva Hampshire.