Foto: Especial
Aunque desde 2014 las instituciones de salud tienen la obligación de brindar esta atención, su capacidad de respuesta es de sólo 0.4 por ciento, con 119 servicios disponibles a escala nacional

Lima, Perú . Alrededor de 400 mil personas requieren de cuidados paliativos cada año en México. Aunque desde 2014 las instituciones de salud tienen la obligación de brindar esta atención, su capacidad de respuesta es de sólo 0.4 por ciento, con 119 servicios disponibles a escala nacional. Hace falta que los tomadores de decisiones se involucren en el tema, admitió Jesús Ancer, secretario del Consejo de Salubridad General (CSG).

El funcionario participó en el primer foro Cuidados paliativos, fortaleciendo el sistema sociosanitario, que se realizó en esta ciudad, donde Felicia Knaul, investigadora de la Universidad de Miami, Estados Unidos, comentó que la Organización Mundial de la Salud recomendó a los países garantizar la disponibilidad de 30 medicamentos esenciales para aliviar el dolor de personas que viven con alguna enfermedad crónica.

En México se ha autorizado el uso de 43 productos farmacéuticos, pero el acceso para los pacientes es desigual y nulo en algunos casos. Silvia Allende, jefa del Servicio de Cuidados Paliativos del Instituto Nacional de Cancerología (Incan), indicó que la carencia de las medicinas obliga a las familias derechohabientes de la seguridad social o afiliados del Seguro Popular a pagar por los mismos, y no son baratos.

El foro organizado por la Asociación Latinoamericana de Cuidados Paliativos y otras agrupaciones enfocadas a esta área se realiza en el contexto del Día Mundial de los Cuidados Paliativos (13 de octubre) y con el objetivo de impulsar el acceso a estos servicios clínicos.

De acuerdo con los cálculos hechos por investigadores, entre ellos Felícia Knaul, participantes en la elaboración del informe de la Comisión Lancet, para poder pagar el costo mensual de los fármacos que alivian el dolor y otros síntomas, una familia mexicana requiere disponer del salario mínimo correspondiente a 10.4 días de traba-jo, por lo menos.

Los especialistas identificaron 20 padecimientos que provocan sufrimiento. Los más frecuentes son cáncer, la enfermedad cerebrovascular, la demencia y el VIH/sida, pero también están la ateroesclerosis, afecciones cardíacas, insuficiencia renal, lesiones, enfermedad pulmonar y del hígado, entre otras.

También detectaron 15 síntomas que ameritan tratamientos de cui-dados paliativos. Cuatro de los malestares son de tipo siquiátrico. Los de mayor prevalencia después del dolor severo, son la ansiedad, demencia, fatiga y debilidad. Según la enfermedad de que se trate, los afec-tados también sufren por diarrea, náuseas, vómito, sangrado, heridas.

En su ponencia, el secretario del CSG comentó sobre las reformas legales que se han efectuado en México en la década pasada, incluida la reciente actualización de la guía para el manejo de cuidados paliativos, que impulsó que cerca de cuatro mil médicos se capacitaran en el manejo de opioides, incluida la morfina.

A escala nacional, sólo 4 mil 643 galenos cuentan con recetarios especiales para la prescripción de opioides, de los cuales 3 mil 112 son especialistas, que representan 67 por ciento del total. También hay mil 531 médicos generales (33 por ciento). La capacitación de profesionales está entre los desafíos identificados por el funcionario.

Si se trata de comprar esos medicamentos controlados en el sector privado, sólo hay 617 farmacias que cumplen con los requisitos para validar y surtir las recetas.

Con la finalidad de impulsar la creación de unidades de cuidados paliativos, el CSG determinó incluir entre los requisitos para la certificación de la calidad de clínicas y hospitales que cuenten con este tipo de servicio.