Atorada. La economía mexicana no ha podido acelerar ante factores locales, pero también la situación a nivel internacional. | Foto: Especial
Uno por ciento estará creciendo la economía mexicana en 2020, el avance será gradual en los próximos años

CDMX.- Ni el plan de infraestructura público-privado ni el consumo harían repuntar a la economía mexicana durante el primer semestre del 2020, comentó durante una llamada de perspectivas para el próximo año, David Lafferty, economista en jefe del gestor de inversiones Natixis desde Nueva York.

A pesar de que el especialista señaló tener un sentimiento positivo sobre el Acuerdo Nacional de Infraestructura y el gasto propuesto en este programa por el presidente Andrés Manuel López Obrador, mencionó que este no ayudaría mucho al PIB durante el primer semestre.

“Estos proyectos de infraestructura probablemente no ayudarán al PIB en la primera mitad del año, porque tardarán en materializarse, pero quizá lo harán para el final del año”.

La empresa de administración de activos espera que la economía nacional crezca en un rango de 0.7 por ciento y 0.8 por ciento el siguiente año.

Pero el mayor impulso para el crecimiento y aceleración provendría del impulso que tome la economía global si crece, del cual México se vería beneficiado.

Lafferty mencionó que los catalizadores básicos que ayudarían “un poquito” a la economía mexicana serían la ratificación del T-MEC por la certidumbre que traería y el efecto sobre la manufactura y la producción industrial.

“La ratificación del acuerdo trae mayor certeza a las relaciones comerciales, porque ayuda a la manufactura y a la producción industrial”.

El especialista señaló que la economía empezaría a acelerar gradualmente de una forma más acelerada si la economía global lo hace.