Estímulo económico. El Presidente ha planteado al Congreso un paquete de 1.9 billones de dólares en ayudas por la pandemia. AP
Legisladores propone gastar una tercera parte de lo planteado por el Presidente

WASHINGTON, EU.- El presidente Joe Biden acordó ayer reunirse con un grupo de diez senadores republicanos que han propuesto gastar aproximadamente una tercera parte de los 1.9 billones de dólares que el mandatario busca en ayuda para el coronavirus, aunque los legisladores demócratas se aprestan a seguir adelante aún sin el apoyo republicano.

La invitación a la Casa Blanca se produjo horas después de que los legisladores enviaran una carta a Biden en la que le pidieron que negociara en lugar de buscar la aprobación de su propuesta únicamente con los votos demócratas. La Cámara de Representantes y el Senado votarán en los próximos días una resolución presupuestaria, que sentaría las bases para la aprobación de un paquete de ayuda bajo unas reglas que requieren una ligera mayoría de votos en el Senado estrechamente dividido.

El objetivo es aprobar la propuesta para marzo, cuando expira un subsidio de desempleo y otro tipo de ayuda que se ha dado por los estragos que ha causado la pandemia de coronavirus. La reunión ofrecida por Biden supondría la mayor participación pública del presidente en las negociaciones para la próxima ronda de ayuda por el virus. Los legisladores demócratas y republicanos están sumamente distanciados en torno a sus propuestas para brindar la asistencia.

Jen Psaki, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, dijo ayer que Biden había hablado con la líder del grupo, la senadora Susan Collins. Aunque Biden desea un “intercambio completo de opiniones”, Psaki reiteró que es partidario de avanzar con un paquete de ayuda de gran alcance. La reunión podría llevarse a cabo en cuestión de días.

“Con el virus representando una grave amenaza al país, y las terribles condiciones económicas, la necesidad por una acción es urgente, y la escala de lo que se debe hacer es grande”, dijo Psaki.

En un desafío a que Biden cumpla con su promesa de unidad, el grupo dijo en su carta que su contra-propuesta incluirá 160 mil millones de dólares para vacunas, pruebas, tratamientos y equipo de protección personal y pide una ayuda más específica que el plan de Biden de emitir cheques de estímulo de mil 400 dólares para la mayoría de los estadounidenses.

Ganar el apoyo de 10 republicanos sería importante para Biden en el Senado, el cual está dividido a 50 escaños republicanos y 50 demócratas, y donde la vicepresidenta Kamala Harris es el desempate. Si todos los demócratas apoyan una propuesta, la iniciativa alcanzaría el umbral de 60 votos a favor, que es necesario para superar posibles labores para bloquearla y ser aprobada bajo los procedimientos regulares del Senado.

“En el espíritu del bipartidismo y unidad, hemos desarrollado un esquema de ayuda por COVID-19 que está basado en otros planes de ayuda por coronavirus, todos los cuales fueron aprobados con bipartidismo”, escribieron los republicanos.