Los peloteros hicieron historia ¡La fiesta sigue en Monclova! | Foto: Omar Saucedo
Los peloteros hicieron historia ¡La fiesta sigue en Monclova!

Merecido festejo para Monclova y su afición, pues aguantaron fieles y con firmeza por 45 años para que llegara el primer título de la organización en la Liga Mexicana de Beisbol. La ciudad salió a las calles para vitorear a sus héroes, un grupo de hombres que se entregaron en el terreno de juego y dieron su máximo esfuerzo para hacer el sueño posible.

Directiva, peloteros y cuerpo técnico celebraron una Misa de Acción de Gracias, en un evento más privado, tras conseguir la corona, para luego festejar con la ciudad con el Desfile de los Campeones.

Fue después de las 19:30 horas que los protagonistas del anhelado triunfo, además de sus cercanos y gente de la organización, subieron a un par de plataformas para salir del Estadio Monclova, el Horno Más Grande de México y que siempre estuvo encendido durante los playoffs. El contingente tomó la Avenida Acereros, donde vehículos hicieron sonar su claxon en señal de apoyo, mientras que algunos aficionados saludaban a los peloteros a su paso, mientras que otros se unieron a la marcha.

El trayecto estaba marcado rumbo al Bulevar Francisco I. Madero para dirigirse al monumento al Apóstol de la Revolución justo en el cruce con el Bulevar Harold Pape, la principal vía de la Capital del Acero.

Fue precisamente durante ese lapso del recorrido donde la mayor cantidad de aficionados disfrutaron del paseo de los monarcas. Ahí ondearon las banderas de los Acereros y los gritos de apoyo iban tomando fuerza.

Ya cerca de la Plaza Magisterio, ubicada en Madero y Pape, donde la gente comenzó a reunirse desde las 18:30 horas, los peloteros se vieron sorprendidos por la cantidad de aficionados que ahí los esperaban.

Pues el Pape poco a poco cedió su habitual movimiento vehicular en esa zona para darle espacio a los miles de seguidores de la Furia Azul que querían celebrar la victoria junto a sus jugadores.

Sobre el templete, montado en la plaza, un viejo conocido de Saltillo se encargó de amenizar la espera, Gerry Ballesteros, quien se convirtió en la voz oficial del Coloso del Norte desde hace algunas temporadas. 

Cuando los peloteros llegaron, los gritos de apoyo emularon a los que encendieron el Estadio Monclova partido a partido en la lucha por el título.

Los jugadores subieron al escenario, donde presumieron orgullosos la Copa Zaachila, trofeo conquistado con gran esfuerzo y que corona la mejor campaña de los Acereros en su historia.

La gente coreó el nombre de los jugadores, quienes vivieron la fiesta a lo grande y mostraron sus dotes como bailarines acompañados por Fuego Indio, agrupación que amenizó la celebración.

En todo momento, los gritos de apoyo, la espuma, las banderas y la emoción le dieron color a la fiesta a la que miles de personas le dieron vida.

Niños y jóvenes que comienzan a sentir la pasión por los colores de los Acereros, adultos que heredaron la afición a la Furia Azul, pero especialmente aquellos “viejones” que vivieron y sufrieron los triunfos y derrotas que han forjado la historia del equipo… hoy, por fin, celebran la corona.

Todos y cada uno de los peloteros escribieron su nombre en las páginas del equipo con letras de oro como los primeros campeones, pero la gente dejó ver quiénes son sus favoritos. Francisco Peguero, Chris Carter, “Chapo” Amador, Rodolfo Amador, Álex Mejía, Erick Aybar, Eric Young Jr. Bruce Maxwell, el MVP Noah Perio, Conor Harber, Al Alburquerque, Zach Phillips, Carlos Bustamante, Héctor Daniel Rodríguez y sin faltar “El Alcalde” Josh Lowey, entre muchos otros. No hay ninguno que no sea reconocido y ovacionado por su fanaticada.

Así, la fiesta sigue en Monclova, pues se hizo historia y este momento quedará en la memoria de todos y cada uno de los aficionados que lo vivieron y, seguramente, algún día se lo platicarán a sus hijos y nietos.