FOTO: INTERNET

Siempre he sido una persona con baja autoestima. Pero, quiero cambiar. Las personas hablan de mí, lo siento y escucho, se sentiría bien si fueran cosas buenas, no obstante siempre son malas, críticas, burlas y cosas ofensivas. Tengo un gran complejo con mi cuerpo y por ese motivo decidí inscribirme a natación. Tuve mi segunda clase y me tocaba nadar -no sé todavía- lo intenté pero tengo miedo. La cosa es que el instructor empezó a cuchichear con mis compañeras, y bueno cuando estoy asustada tiendo a soltar pequeños gemidos, y me aterra el agua, así que ya sabrá el resultado, él siguió hablando y riéndose. Me enteré que le preguntó a mi hermana si yo tenía alguna discapacidad física o algo. Y ahora mis compañeros me miran con pena. Odio sentirme así.

Acomplejada

Estimada Acomplejada:

Tú no necesitas ganarte la aprobación de nadie, el que se burla de alguien lo hace para que de esta manera se ganen su aprobación. Si tú te apruebas y la gente que te quiere te aprueba no necesitas que nadie más te apruebe. Haber decidido ir a clases de natación es un gran paso. Continúa ahí. Recuerda que para que no te hieran las burlas, no te tienen que importar los reconocimientos. Porque puede que gente un día te diga:

-Oye, eres una persona bellísima y tienes un gran corazón.

Y a la semana te digan:

-No eres buena para hacer X cosa.

Y si ocurre eso te vas a sentir muy mal. Tienes que aprender a seguir adelante cuando te dicen algo bonito y cuando no lo hacen. En tu caso particular, continuar con tu clase de natación y hacer oídos sordos a las burlas, ten seguridad de que poco a poco la natación te servirá más allá de lo físico, créeme. Es cuestión de constancia.

apartado500v@gmail.com