Víctor Madariaga acompañó a la Filarmónica del Desierto para interpretar tangos. Foto: Vanguardia/Roberto Armocida
Víctor Madariaga acompañó a la Filarmónica del Desierto para interpretar tango

Los temas de uno de los músicos más importantes del siglo XX, Ástor Piazzolla, se escucharon gracias a la Filarmónica del Desierto liderada por el director Natanael Espinoza y junto al invitado de la noche, el solista Víctor Madariaga quien se acompañó en todo momento de su bandoneón. Minutos después de las 20:00 horas y ante el público del Teatro de la Ciudad “Fernando Soler”, “Adiós Nonino” comenzó a sonar el jueves por la noche. Así se dio inicio al concierto “Tango: Mi Buenos Aires Querido”.

Unos 50 músicos que conforman la Filarmónica hicieron sonar sus trombones, violonchelos, contrabajos, flautas, violines y tubas, entre otros, para que después de un pequeño intermedio sonaran temas de compositores como Agustín Lara, Jacob Gade, Carlos Gardel, Ástor Piazzolla, y Gerardo H. Matos en lo que fue un homenaje al Tango.

Foto: Vanguardia/Roberto Armocida

“Celos” de Jacob Gade fue el primer tema que sonó luego del intermedio, pronto se dieron las 21:15 horas y el público continuaba inmerso en el sonido del bandoneón, por eso cada vez que se terminaba un tema la gente aplaudía con emoción. Y a pesar de que el Teatro de la Ciudad no tuvo lleno total, los ahí presentes disfrutaron de una velada que se remontó a otro siglo.

“Oblivión” y “Ave María” de Piazzolla, “Volver” y “Cuesta Abajo” de Gardel, “Arráncame la Vida” de Lara y “La Cumparcita” de Matos, fueron los temas que se escucharon durante la noche del jueves, y para cerrar con broche de oro sonó “Por Una Cabeza”, popular tango que Carlos Gardel compuso en la ciudad de Nueva York en 1935 y que hace referencia a las carreras de caballos, el fanatismo, las apuestas, las mujeres y la vida.

Por su parte, el invitado especial Víctor Madariaga, quien es ex integrante de Paté de Fuá, dijo en entrevista previa a VANGUARDIA, que si bien el tango no es un género tan popular como la salsa, ha logrado hacerse un espacio en México, y como prueba el concierto que se vivió la noche del jueves.

Foto: Vanguardia/Roberto Armocida