Foto: Cuartoscuro
Las autoridades activaron hoy la primera fase de emergencia ambiental por ozono en la Zona Metropolitana del Valle de México, debido al estancamiento de los contaminantes en el aire

México.- Las autoridades activaron hoy la primera fase de emergencia ambiental por ozono en la Zona Metropolitana del Valle de México, debido al estancamiento de los contaminantes en el aire.

"Se activa fase I de contingencia ambiental atmosférica por ozono en la Zona Metropolitana del Valle de México", informó la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came) en un comunicado.

El estancamiento de los contaminantes fue provocado por la estabilidad atmosférica y el viento débil, "asociados al sistema de alta presión que ha afectado en los últimos días al centro del país".

Esto combinado con la "intensa" radiación social y "el continuo transporte de los contaminantes hacia la región suroeste de la cuenca", precisó.

A las 15.00 hora local (20.00 GMT) se detectaron 178 puntos Imeca (Índice Metropolitano de la Calidad del Aire) en la delegación de Santa Fe, superior a los 150 puntos establecidos para dictaminar la primera fase de la contingencia.

Una hora después, se registraron índices máximos aún más elevados (de 188 puntos Imeca). Si se llegara a rebasar los 200 puntos, la zona entraría en la segunda fase de contingencia.

Mañana se fortalecerán las medidas de restricción vehicular, y no circularán los autos cuyas placas terminen en 3, 4, 9 y 0.

Además, la industria "que se encuentre en la zona metropolitana de los sectores cementero, farmacéutico, químico, hidrocarburos, generación de energía eléctrica, así como aquellas que utilicen solventes en sus procesos de manufactura, deberán reducir entre el 30 % y el 40 % de sus emisiones a la atmósfera", agregó el boletín.

También suspenderán actividades las estaciones de servicio de gasolina que no tengan instalado y funcionando su sistema de recuperación de vapores.

La Came recomendó, entre otras medidas de prevención, que la población evite las actividades deportivas y de recreación al aire libre y que, en particular, los niños, personas mayores y aquellas con problemas respiratorios y cardiovasculares permanezcan en interiores.

La Ciudad de México ha afrontado desde principios de año varios periodos con niveles de contaminantes en el aire extremadamente altos.

A mediados del pasado marzo se alcanzaron los 203 puntos Imeca (Índice Metropolitano de la Calidad del Aire), lo que llevó a que se decretara la primera contingencia ambiental en el Valle de México desde 2002.

El Gobierno anunció este mes la entrada en vigor el 1 de julio próximo de una norma que evitará la circulación diaria de 1,7 millones de vehículos que obtuvieron de forma irregular en el segundo semestre de 2015 la certificación de que emiten pocos contaminantes.

Ello luego de que la Suprema Corte determinara que la restricción a la circulación de vehículos debe ser en función de su emisión y sin importar el año del auto.

La nueva norma contempla la instalación de tecnología de punta en los llamados 'verificentros', que gestiona la autoridad local, y facultades a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente para que visite dichos lugares.