Protagonistas. Adrián Vázquez y Alfonso Dosal encabezan el reparto del cómico filme y contaron sus vivencias.
Los protagonistas de la película ‘Placa de Acero’ cuentan sus experiencias buenas y malas con la policía

CDMX.-Alfonso Dosal es el policía bueno y Adrián Vázquez lo opuesto, mientras que Eduardo España, alguien metido con la mafia.

Los tres integran el reparto de “Placa de Acero”, filme que combina la comedia, el thriller y el género policiaco, dirigido por Abe Rosenberg (Archivo 253) y que estrenó ayer.

En la historia, Dosal (“3 Idiotas”) y Vázquez (“Polvo”) deben tratar de resolver un extraño caso de canibalismo en la Ciudad de México y España (“Vecinos”) puede tener la clave.

Los tres aceptan responder preguntas acerca de la policía y su experiencia con ella.

¿Cual ha sido su peor acercamiento con un policía?

Alfonso Dosal: Teníamos para esta película que dirigir el tránsito y montar una escena de lluvia, muchos carros y en lo que montaban todo eso el poli me dijo que yo dirigiera a todos y me tocó rudo, me aventaron el coche, estorbaban me insultaron como nunca, me maltrataron. Me puse del otro lado y vi que somos pésimos con ellos.

Adrián Vázquez: En Sinaloa, donde estábamos presentando una obra, la Secretaría de Cultura hizo que nos llevara una caravana de policías de Mocorito a Culiacán con torretas prendidas y armas. Fueron 45 minutos pensando que éramos un blanco (para ataques).

Eduardo España: Una vez querían levantar a un amigo mío porque salíamos de un bar y él tenía un vaso desechable. Se pusieron necios y agresivos. Eran policías malos.

¿Han dado mordidas?

AD: Sí. Hace muchos años.

AV: ¡Nada más amorosas!

EE: No me ha tocado.

¿Qué piensan de que la gente está haciendo justicia por su propia mano, sin avisar a la policía?

AD: Aquí en la ciudad se lincha al ladrón, pero hay que pensar en las autodefensas, en las policías comunitarias, donde la gente ha llegado a decir que se vaya al carajo toda forma de gobierno. Habla eso de hartazgo y cansancio social.

AV: Esta política de abrazos no balazos y acusar al malo con su mamá, pues no. Deberíamos tener un sistema donde al que haga mal, se le castigara por eso.

EE: Acabo de estar en una comunidad en Colombia donde no existe la policía. Llaman a los más viejos del pueblo y ellos determinan. Ý aquí estamos cayendo en tener más de 50 mil tipos de policía.

¿Qué cosas buenas les ha tocado vivir con un policía?

AD: Me han robado el auto o partes de él y me ha tocado que en el Ministerio Público me ayuden y apoyen en eso.

AV: Me ha tocado que me levanten en buena onda por no caminar en sitio seguro. Estaba en la apacible Doctores y me ayudaron.

EE: En Tamaulipas me fui a buscar un Oxxo y de pronto me ven, me preguntan qué hacía y dijeron que era zona caliente. Y se portaron muy bien al llevarme de nuevo.