Twitter
Armados con papeles, playeras, banderas y gritos de apoyo, los hinchas hicieron largas filas a las afueras del Volcán desde dos horas antes de la apertura de las puertas

Ni el frío ha podido apagar el aliento de los Incomparables, pues esta vez la afición de los Tigres respondió al llamado del equipo a acompañarlos en su último entrenamiento previo a la Final de Vuelta de la LigaMx en la cancha del Estadio Universitario.

Armados con papeles, playeras, banderas y gritos de apoyo, los hinchas hicieron largas filas a las afueras del Volcán desde dos horas antes de la apertura de las puertas de acceso al inmueble para posteriormente distribuirse en una tribuna que lució prácticamente como un partido de encuentro regular.

Fue alrededor de las 10:45, cuando uno a uno los elementos del plantel que comanda Ricardo Ferretti saltaron a la cancha entre gritos y porras, siendo una manta gigante en la cabecera sur la que llamó la atención por la figura de un tigre en un recibimiento colorido cargado de energía para el grupo.

En su oportunidad, cada uno de los jugadores fue coreado, siendo el francés André Pierre Gignac, quien se llevó la mayor ovación de la mañana con el ya clásico 'Bomboro' que ha sido adoptado de buena manera por el mismo delantero.

Incluso ya iniciada la práctica, el número de hinchas se acrecentó por lo que se abrieron más zonas alrededor de la cancha, con una muestra de cariño que llevó a algunos como Damián Álvarez hasta las lágrimas, cuando el argentino tomó el micrófono para agradecer a los aficionados su presencia.

Sin embargo, no fue sino Nahuel Guzmán el que encendió el Volcán en su oportunidad al señalar que el plantel jugará con atrevimiento su último partido del 2017 impulsados por la afición que la mañana del sábado se dio cita en la cancha de los auriazules.

"Gracias por haber venido, estamos a un día de vivir un día único e inolvidable que vamos a vivir, ya lo estamos viviendo a partir de hoy, para nosotros es un orgullo que hayan podido venir, que se hayan tomado el atrevimiento y así lo vamos a jugar mañana con atrevimiento, en la guerra con el aliento de ustedes, gracias por haber venido, gracias por el aliento y ¡vamos Tigres, carajo!", dijo el Patón.

Cabe señalar, que según cifras del club, la asistencia fue de un total de 36 mil espectadores, lo que significó un nuevo récord para una práctica en México, luego de la impuesta por los Rayados en mayo de este mismo año con una convocatoria de 31 mil 815 fánaticos en la tribuna del BBVA.