Desde el exilio, el líder minero venció a 40 despachos de abogados y en tribunales se desecharon 11 órdenes de aprehensión / Archivo
Señaló al empresario Germán Larrea, al expresidente Vicente Fox y a Francisco Javier Salazar, de haber cerrado la mina Pasta de Conchos a los cinco días de la explosión

El exlíder minero y senador Napoleón Gómez Urrutia (Morena) aseguró que es prioridad el rescate de los cuerpos de los mineros muertos en la mina de Pasta de Conchos, Coahuila, hace 14 años, y la indemnización digna a sus deudos. 

En la presentación de su libro "El Colapso de la Dignidad", en el que señala que se enfrentó al poder político y económico tras el derrumbe de la mina de Pasta de Conchos el 19 de febrero de 2006, afirmó que cuando se encontraba en el exilio, Grupo México, dueño de la mina, le ofreció 100 millones de dólares a cambio de abandonar la causa sindical. 

Acusó al empresario Germán Larrea, al expresidente Vicente Fox y al titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) durante la gestión de Fox, Francisco Javier Salazar, de haber cerrado la mina a los cinco días de la explosión, cuando era viable rescatar con vida a los mineros atrapados.

El abogado Marco del Toro, defensor de Gómez Urrutia, indicó que desde el exilio, el líder minero venció a 40 despachos de abogados y en tribunales se desecharon 11 órdenes de aprehensión y la Interpol canceló una Ficha Roja, "por ser perseguido político del gobierno mexicano".

Por su parte, el senador Martí Batres Guadarrama (Morena) mencionó que en el liderazgo del Sindicato Minero, "buscó programas sociales y buenos salarios, y ese fue su pecado, ir contra las ganancias de empresarios insaciables".

El director del Fondo de Cultura Económica (FCE), Paco Ignacio Taibo II, detalló que la huelga estallada en 2007, en Taxco, obedeció a falta de condiciones de seguridad en el trabajo que al no ser atendidas se creaban condiciones de alto riesgo de un accidente, como el que hubo en Pasta de Conchos. Ante el tiempo transcurrido, se pronunció por la expropiación del yacimiento.

La directora de Notimex, Sanjuana Martínez, afirmó que el presente "es tiempo de limpiar, sanear, transformar" el movimiento obrero, en el que "hay farsantes y aprovechados".