El presidente Donald Trump aseguró hoy que la economía habría crecido aún más en año pasado, por encima del 4 %, de no haber sido por las subidas de tipos de interés de la Reserva Federal (Fed).
 Foto: AP
Las palabras de Trump se producen después de que esta semana la Fed decidiese mantener sin cambios el precio del dinero entre el 2,25 % y el 2-5 % y apuntase que no preveía más alzas en lo que resta de 2019.

El presidente Donald Trump aseguró hoy que la economía habría crecido aún más en año pasado, por encima del 4 %, de no haber sido por las subidas de tipos de interés de la Reserva Federal (Fed).

"El mundo se está frenando, pero nosotros no nos estamos frenando", indicó Trump en una entrevista con la cadena Fox Business emitida esta mañana, en la que celebró la buena salud de la economía nacional.

"Francamente -agregó- si no tuviésemos a alguien elevando los tipos de interés podríamos haber estado por encima del 4 % anual en lugar del 3 %", dijo en referencia al ritmo de crecimiento.

Las palabras de Trump se producen después de que esta semana la Fed decidiese mantener sin cambios el precio del dinero entre el 2.25 % y el 2.5 % y apuntase que no preveía más alzas en lo que resta de 2019.

"Esperemos que hayamos acabado ya con el ajuste", agregó el mandatario.

Por su lado, el presidente de la Fed, Jerome Powell, remarcó tras el encuentro de dos días del banco central que las condiciones económicas aconsejan un enfoque más "paciente" a la hora de encarar nuevos ajustes monetarios.

En 2018, la Fed llevó a cabo cuatro subidas del precio del dinero ante el temor a un sobrecalentamiento de la economía por el agresivo estímulo fiscal lanzado por el mandatario estadounidense a través de agudos recortes de impuestos para las empresas y, en menor medida, para los trabajadores.

Trump, quien designó precisamente a Powell el pasado año, ha sido muy crítico con la subida de tipos de interés durante su gestión y ha sondeado la posibilidad de sustituirlo.

Estados Unidos, la primera economía mundial, registró una tasa de crecimiento del 2.9 % en 2018.

La Fed divulgó también esta semana sus nuevas previsiones macroeconómicas, en las que redujo el crecimiento estimado para 2019 del 2-3 % al 2.1 %.

La cifra del banco central contrasta, sin embargo, con los cálculos de la Casa Blanca que en su propuesta presupuestaria prevé un crecimiento en este año del 3.1 %.