archivo
Contraloría Municipal de Saltillo acusó formalmente al exalcalde Isidro López Villarreal al turnar el caso al Tribunal de Justicia Administrativa del Estado, por los “bonos especiales” y por un daño patrimonial de 350 millones de pesos

La Contraloría Municipal de Saltillo acusó formalmente al exalcalde Isidro López Villarreal al turnar el caso al Tribunal de Justicia Administrativa del Estado, por los “bonos especiales” y por un daño patrimonial de 350 millones de pesos.

López Villareal fue notificado en su domicilio por parte del titular de la Unidad Administrativa de Responsabilidades Administrativas de la Contraloría Municipal de Saltillo, quien le informó que el expediente asignado por el tribunal es el SEMRA/003/2019.

 

El documento fue turnado a la sala especializada en Materia de Responsabilidades Administrativas, para los efectos legales que correspondan. VANGUARDIA informó la semana pasada que López Villarreal acudió a las oficinas de la Contraloría Municipal de Saltillo donde fue solicitada su presencia para desahogar la diligencia en relación con presuntas irregularidades cometidas en su administración.

En las observaciones se destacó la entrega de “bonos especiales” en 2016 a cinco funcionarios de la administración que encabezaba López Villarreal, una bonificación era para él, y las otras para los titulares de la Secretaría del Ayuntamiento, Tesorería, Obras Públicas y al encargado de la Policía Municipal. También se señalaron irregularidades en 2014 y 2016 que generaron un daño patrimonial de 350 millones de pesos.